La Opinión

Aumento salarial sin fruto… ¡Los árbitros se “pasearon” en los Clásicos!

Foto de Diario La Prensa.
Foto de Diario La Prensa.

En la vida cada quien tiene derecho a reclamar lo que considera justo para sí mismo, es por ello que en ningún momento he criticado la solicitud de aumento salarial que en su momento hicieron los árbitros.

Posiblemente estuve en contra de como expusieron su posición ante las autoridades de Liga Nacional, obligando a que se reprogramara una jornada completa del Torneo Apertura 2017, pero bueno, ese es otro “pisto”.

El hecho es que llegaron a un acuerdo y el aumento salarial se les dio, algo que sinceramente me alegra mucho, sin embargo parece que el “incentivo” no ha servido de nada, ya que siguen cometiendo errores fatales.

¡Este sábado lamentablemente fueron los protagonistas!

Foto compartida por @manuel_galicia (Twitter).
Foto compartida por @manuel_galicia (Twitter).

En Choluteca se jugó el Clásico entre Motagua y Olimpia, mientras tanto en San Pedro Sula se disputaba el Real España-Marathón; ambos partidos prometían espectáculo, pero fueron opacados por los “jueces”.

En el enfrentamiento entre equipos capitalinos los encargados de impartir justicia eran Melvin Matamoros y sus asistentes a Edwin García y Dennis Mazariegos.

En este caso fueron los líneas quienes influyeron en el resultado; primero dieron por válido el gol de Motagua marcado por Román Rubilio Castillo, cuando en la jugada previa hay un claro fuera de lugar de Marco Tulio Vega, quien participa directamente en la jugada (El tanto no debió contar).

La cereza del pastel se la pusieron en el segundo tiempo, cuando le anularon un gol legítimo a las “Águilas”, esto por un inexistente fuera de lugar de Marcelo Pereira, quien había mandado la pelota al fondo de la red.

Sí, lo sé, muchos dirán que los árbitros simplemente compensaron y que no afectó, pero la realidad es que cometieron dos errores imperdonables, principalmente en el gol que le dieron a los “Azules”, ya que el fuera de lugar es más claro que cualquier cosa que se puedan imaginar.

Puede ser un poco atrevido decirlo, pero al menos desde mi percepción el abultado marcador a favor de la “Máquina” es culpa del árbitro Said Martínez.

El juego se desequilibra cuando el central pita un penal inexistente, el cual no solo significó la ventaja para los locales, sino que también provocó la expulsión del portero José Calderón, por lo que Marathón se quedó con 10 hombres en el campo.

Obviamente el portero de los “Verdolagas” se equivocó al lanzarle la pelota al árbitro, y en su caso la expulsión es justa, pero esta llega por el invento del penal a favor de los locales.

Luego con la superioridad numérica para el Real España fue fácil quedarse con la victoria.

  • Aja… ¡Y entonces! 

Con todo esto queda claro que en ambos clásicos el resultado se vio afectado por la actuación de los árbitros, siendo estos protagonistas directos de los encuentros.

¡Ojo! No estoy diciendo ni insinuando que los “jueces del fútbol” se equivocan para favorecer a un equipo ni nada por el estilo; estoy consciente que todos somos seres humanos y nos podemos equivocar, pero… ¡Pongan más esfuerzo!

El gol que le validaron a Motagua y el penal que le pitaron en contra a Marathón no son errores, son horrores que no pueden pasar, al menos es lo que creo.

En fin, esperemos que en el futuro esto no siga sucediendo.