La Opinión

Arqueólogo Ricardo Argucia: Los Enigmas Mayas y los apagones de energía eléctrica

Agurcia_mayas_RadioHouse

Enigmas Mayas y el Mágico-Realismo en Honduras

 Por: Ricardo Agurcia F. – Arqueólogo Hondureño

“Todos los años, por el mes de marzo, una familia de gitanos desarrapados plantaba su carpa cerca de la aldea, y con un grande alboroto de pitos y timbales daban a conocer los nuevos inventos.”  Cien Años de Soledad

¡En los alrededores de la aldea de Copán Ruinas están sucediendo muchas cosas misteriosas y difíciles de explicar!

Las ruinas que están próximas a esta aldea, son una de las maravillas del mundo antiguo. Sus pirámides monumentales y esculturas providenciales no dejan de impresionar a todos.

Así lo confirman los comentarios que recibimos de los visitantes, tanto como el volumen de éstos, llegando a millones en las últimas décadas. Además vienen de todos los rincones del mundo.

Por ejemplo, sólo en el 2010 los meticulosos registros del Instituto de Antropología (IHAH) revelan que nos visitaron los ciudadanos de más de 100 países. Sin embargo, estas mismas estadísticas nos demuestran que desde el 2006 el número de éstos ha venido en disminución, pasando de 171,591 en ese año a 100,247 en el 2009 (baja del 42%) y manteniéndose bajos desde entonces (119,814 en el 2016).

Aún mayor ha sido la baja en los visitantes extranjeros que de cerca de los 100,000 en el 2006 han bajado a tan solo 46,670 en el 2016 (baja del 53%).

¿Todos sabemos que las ruinas siguen siendo una maravilla, entonces por qué sucede esto? ¿Cómo explicar este misterio maya?

Hoy quise sentarme en mi compu a investigar este fenómeno, sin embargo anoche, en medio de un apagón, me avisó mi administradora que hoy estaríamos sin luz desde las 7:00 AM hasta las 5:00 PM.

Entonces, no se puede trabajar: en la oficina no se puede encender nada, ni los focos, ni las computadoras, ni los ventiladores (¡y uy que esta calientito!), y no digamos la cafetera para percolar ese delicioso café copaneco.

Además, en la casa hay que inventarse algo para que los víveres no se arruinen en la refri y para almacenar agua para los inodoros, pues si no hay luz no hay agua porque ésta viene de la cisterna con la ayuda de una bomba.

¡Hombre, que hubiera agua proveída por los servicios públicos seria algo magnífico!

Pero bueno, uno se las arregla pues el jueves pasado fue lo mismo y en verdad, así ha sido todas las semanas desde hace más de dos meses.

Así es entonces, que en la oficina sólo podemos trabajar uno de cada cinco días de la semana. Vaya, una pérdida del 20%, pero aguantamos, y me da más tiempo para estar en la hamaca.

Al fin y al cabo el ocio es uno de los privilegios que nos da el vivir en un país tan rico y avanzado como el nuestro.

¿Pero cómo harán los hoteles y restaurantes? Estos tienen que cumplirle a los clientes. ¡Un verdadero misterio maya! Quizás tengamos turistas sumamente pacientes a quienes no les importe estar sin luz, ni agua y comer víveres un poco pasaditos.

Sólo es un día a la semana y en fin, como dice la EEH, “Honduras crece con energía”…¿se estarán refiriendo a energía cósmica generada por los antiguos mayas?

Ni modo, decidí esperar hasta las cinco de la tarde para empezar a trabajar, pero me dieron las 5:30 y todavía no llegaba la luz.

Entonces le pedí a mi doña que investigara lo que estaba sucediendo (ella es experta en llamadas a los servicios públicos). Procede a llamar al 118…”el tiempo de espera es de once minutos”…después del tiempo de espera y un poquito más, le contesta una señorita muy amable que está en Colombia (si, allá en la tierra de Gabriel García Márquez y Pablo Escobar) y no tiene la menor idea adonde están las Ruinas de Copán.

En fin, no ha de mirar NatGeo TV. Pero eso no importa pues nos informa de que están trabajando en la falla…por dentro me pregunto, “¿en la falla programada para todo el día y anunciada desde anoche?” ¡Otro misterio para los mayas!

En todo caso, lo bueno de estar sin luz, uno de cada cinco días de trabajo, es que nos va a bajar la cuenta de luz al final del mes por lo menos un 20%. ¡Pero no es así! ¿Y cómo no? Si aquí estamos en Copán adonde siempre suceden cosas misteriosas y difíciles de explicar.

Y si hay que quejarse con la ENEE o la EEH (ahora tenemos dos empresas que no hacen lo que no hacía una) es mejor ir a la Entrada.

Solo son 62 Kilómetros de angustia: 253 vueltas, 43 túmulos y miles de hoyos. ¡Algunos de los hoyos ya son cráteres por lo que los científicos que trabajan en Copán se están empezando a preguntar si éstos son evidencia de vulcanismo en la zona y quizás una de las razones por la cual desaparecieron los mayas! ¿Sino ellos pues quizás por eso han desaparecido los turistas? ¡Solo los mayas lo saben por seguro!

Al fin, lo bueno de esta carretera es que hay mucha gente amable y acogedora a sus orillas. No hace mucho, cuando reventé mi carro en el trayecto llegando a Rio Amarillo, me tocó dejarlo a una orilla. En vista de mi precaria situación me acerque a la casa más próxima y le pedí a su dueño que le volara ojo al carro por mientras lograba buscar ayuda para repararlo.

A manera de consuelo el atento señor me dijo, “No se preocupe, ay déjelo, aquí se joden los carros a cada rato y allí me los dejan”.

Supe además que en su plantel también tenía una pequeña carpintería adonde hacía ataúdes. No me atreví a preguntar si los ocupaban los mismos motoristas que aquí reventaban sus carros. En consideración a todo esto, mejor decidí pagar la cuenta de luz y no ir a la Entrada.

Por suerte, la mayor parte de los turistas extranjeros (90%) no llegan a Copán por esta carretera, sino que por el lado de Guatemala. La frontera está a tan solo 12 kilómetros y de aquel lado le dan buen mantenimiento a la carretera además de que tienen luz, agua, educación y salud confiables (de lo que se aprovechan muchos copanecos).

Otro gran misterio de estos lados es que hace 40 años habían vuelos regulares de una línea aérea nacional (SAHSA) a Copán Ruinas.

Aterrizaban sobre una pequeña pista de tierra que estaba adentro del Parque Arqueológico. Sin embargo ahora que tenemos una magnífica pista de concreto hidráulico de casi dos kilómetros de largo en Rio Amarillo (a tan solo 17 kilómetros de las ruinas) nadie se atreve a volar hasta aquí. ¿Adónde están nuestros empresarios de los aires? ¿Desaparecidos como los mayas?

En todo caso, como estamos en una importante zona de producción cafetalera, en el sector privado se esta discutiendo si no se podría aprovechar esta magnífica pista para secar café. Esa sería una solución digna de la creatividad maya para resolver este misterio.

Por mientras, en Copán ha surgido otro nuevo gran misterio: en el barrio residencial de Las Sepulturas, un equipo de arqueólogos chinos acompañados por el arqueólogo nacional, Dr. Jorge Ramos, han venido realizando una destacada labor de investigación científica.

Ellos no han hecho mucha bulla pero entre los vestigios de unos magníficos palacios de la nobleza maya han encontrado cientos de fragmentos de esculturas de una calidad artística extraordinaria. ¡Entre éstas están las cabezas de unas figuras fantasmagóricas que, a primera vista, no pueden ser más que cabezas de dragones!

Me parece consecuente que si los arqueólogos son de las lejanas tierras de oriente, ellos deben encontrar imágenes de este tipo! Aquí si hay un misterio que merece mas investigación y divulgación. ¿Lo leeremos en NatGeo?

Entre nuestros empresarios copanecos, hay quienes han sugerido que lo que debemos hacer para que vuelvan los turistas a Copán es construir un muelle en el Río Copán para que allí atraquen los magníficos cruceros cargados con turistas que llegan a Roatán.

Son tantos que me preocupa que con su peso se vaya a hundir esa pequeña isla. Otros quieren que pintemos los edificios y las estelas con colores vivos (como lo fueron en su época) y otros que les pongamos luces de neón para iluminarlas bien y poder celebrar fiestas, festivales e ir a pasear de noche. Quizás un concierto de alto valor cultural, en vivo, por la narco-banda, Los Tucanes de Tijuana como el que se grabó aquí a la luz del día en octubre del 2011 (El Heraldo, 6 de diciembre, 2011).

Ruego a Dios que quizás no haya que ir tan lejos y sólo ocupemos que el pueblo tenga luz y agua, y que las vías de acceso sean reparadas. Asimismo, podríamos darle un poco de publicidad a los verdaderamente impresionantes descubrimientos que se están haciendo en Copán, algo así como lo que está haciendo Egipto en estos momentos con los descubrimientos arqueológicos en su territorio.

Ellos también han perdido su turismo y ahora apuestan a recuperarlo con las investigaciones científicas de sus ruinas. Curiosamente, eso es algo que hicimos acá en Honduras hace 20 años y que tuvo resultados espectaculares, hasta el 2006.

“-Es el diamante mas grande del mundo. -No- corrigió el gitano-, Es hielo.” Cien Años de Soledad