Reportajes Titulares

¿Cómo sería el gobierno de Salvador-Mel?

salvador-presidente-tse-radiohouse-54

La relación entre Salvador y Mel ha sido como un matrimonio con problemas de comunicación. Si uno dice blanco, el otro dice negro. Mientras uno afirma que hizo tal cosa, el otro lo desmiente. Y así se la llevan, afirmando, aclarando, desmintiéndose mutuamente, reconciliándose, amenazándose con romper la Alianza, con expulsiones, con abandonar la lucha…

No hay, como ha quedado demostrado en innumerables ocasiones, confianza entre ellos. Es un matrimonio por conveniencia en el que ambos están hartos.

Nunca se ponen de acuerdo. Mientras Salvador jura que le robaron las elecciones en 2013, Mel sostiene que fue a su esposa Xiomara. ¿Y entonces, en qué quedamos?”.

Que sí, que no, que sí, que no… ¿Cómo sería un gobierno de Salvador Nasralla con Mel como el poder detrás de la sombra?

Salvador: “Yo gané las elecciones en 2013”.

Mel: “Mmmm, no… Las elecciones de 2013 se las robaron a Xiomara”.

Salvador: “Pero veinte millones de hondureños votaron por mí”…

Mel: “Salvador… sólo habemos dieiciocho millones de hondureños”.

Salvador Nasralla en cadena nacional: “Pueblo hondureño, quiero anunciarles que la capital de Honduras estará en San Pedro Sula, porque allá es donde más me aman, papa”.

Mel al día siguiente: “No es cierto lo que dijo Salvador… La capital de Honduras ahora estará en Olancho”.

Salvador: “Como yo estudié en Chile y soy de ultra derecha, he decidido que el estadio Nacional ahora se llamará general Pinochet”.

Mel: “Salvador está loco… El estadio debe llamarse comandante Hugo Chávez”.

Salvador: “Todavía no me he decidido quién será mi ministro de Seguridad”.

Mel: “Eso ya está decidido: el nuevo ministro es Arístides Mejía”.

Salvador: “Yo soy un hombre que he trabajado toda mi vida en los medios de comunicación. En mi gobierno vamos a respetar la libertad de prensa”.

Mel: “A partir de hoy, todos los medios de comunicación pasan a manos de mi familia… perdón, del Estado”.

Salvador: “Una de mis principales asesora será Isabel Zambrano”.

Mel: “Nambe, Salvador, no fue eso lo acordado. ¡Tu asesora será Patricia Rodas!”.

Salvador: “Nuestras relaciones con Estados Unidos seguirán siendo fraternas y de mutuo respeto”.

Mel: “Anunciamos al mundo que hoy Honduras rompió relaciones diplomáticas con los gringos”.

Salvador: “Yo no tengo ningún problema con la OEA ni la ONU”.

Mel: Honduras se saldrá de la OEA y de la ONU e ingresará a la Alianza Bolivariana”.

Salvador: “Mi gobierno respetará la propiedad privada”.

Mel: “¡Cuál casaca! A partir de hoy expropiaremos bancos, la Coca Cola, Claro, Tigo, los ´moles´, las térmicas, los hoteles, las distribuidoras de carros”.

Salvador: “Dios primero…”.

Mel: “Honduras pasa a ser un Estado ateo”.

Salvador: “El que lleva la parte pensante en este gobierno soy yo”.

Mel: “Salvador es ingenuo… Yo soy más vivo que él”.

Salvador: “Yo no tengo problemas con los mareros”.

Mel: “Bueno, en eso sí coincidido con Salvador: yo tampoco”.

Salvador: “En mi gobierno no toleraré el nepotismo”.

Mel: “La Pichu, José Manuel, mi hermano Carlos y Xiomara deben estar a cargo de un ministerio por los servicios prestados a la patria”.

Salvador: “La primera dama es mi esposa Iroshka”.

Mel: “¡El pueblo sólo reconoce a Xiomara como primera dama!”.

Salvador: “Yo soy la máxima figura del país”.

Mel: “El líder máximo soy yo…”.

Salvador: “Yo no necesito a las bases de la Alianza”.

Mel: “Sin las bases de Libre, Salvador no es nada”.

Salvador: “Vamos a liberar a los mil presos políticos que hay en Honduras”.

Mel: “Creo que son cinco mil los presos políticos”.

Salvador: “Según el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, los homicidios andan en…”.

Mel: “¿Y para qué mencionás al Observatorio? ¡No ves que están pagados!”.

Salvador: “La otra semana daré un discurso en la ONU”.

Mel: “Salvador no puede ir a la ONU”.

Salvador: “Seguiremos dando bonos a los más…”.

Mel: “Este gobierno no dará bonos sociales”.

Salvador: “Compraremos combustibles a los países que nos den mejores precios”.

Mel: “Honduras sólo le comprará combustible a Venezuela”,

Salvador: “Libre es la misma papada que el Partido Nacional y el Partido Liberal”.

Mel: “¿Y qué hacés entonces con nosotros?”.

Salvador: “Mi apretón de mano vale para sellar un trato”.

Mel: “Fregués, Salvador, si vos ni siquiera respetás lo que firmás”.

Salvador: “Convocaré a la oposición a dialogar”.

Mel: “Estás loco, Salvador. Ese diálogo no se dará nunca”.

Salvador: “Me marcho, ya me cansé de Mel”.

Mel: “Pues que se vaya a chinear”…