Notas

Con 12 mil toneladas de desperdicios de naranjas revivieron un bosque en Costa Rica

Sostenibilidad
Sostenibilidad

Lo que podría parecer una acto de mala educación ha resultado un “milagro verde” para un bosque en Costa Rica que durante años se encontró totalmente seco y casi perdido, el cual fue posible rescatar gracias a un experimento donde se arrojaron toneladas de cascara y pulpa de naranja sobre la zona deteriorada.

Más de mil camiones arrojaron 12,000 toneladas de desperdicios de esta fruta sobre pastos áridos de la reserva del Guanacaste en el norte de este país centroamericano, esto a mediados de la década de 1990.

La Nacion
La Nacion

Muchos pero muchos años después regresaron a la zona en 2013 descubriendo un aumento increíble de la vegetación, calculando un 176 % de la biomasa del territorio en el que se vertieron los desperdicios.

El incremento sorprendió puesto que la cantidad de árboles que habían nacido equivalía a 3 hectáreas de terreno tamaño que se asimila con 3 campos de fútbol. Definitivamente el experimento dio como resultado la transformación de un desierto a una exuberante selva tropical.

T13
T13

La iniciativa nació en dos ecologistas de Estados Unidos y en consultores de autoridades ambientales de Costa Rica quienes se acercaron a una compañía de jugos ubicadas cerca del bosque afectado y a quienes se les propuso un trato.

Dicho trato consistió en que si la compañía donaba una gran parte de tierra se le permitiría arrojar los desechos de pulpa sobre las tierras degradadas de pastoreo, la empresa aceptó pues el deshacerse de esos desperdicios representaba para ellos siempre un dolor de cabeza.

BBC
BBC

Hoy el sitio esta ocupado por un bosque muy joven y saludable, el experimento demostró ser una gran idea en favor del medio ambiente y un ejemplo para prácticas en pro de la forestación.

/* ]]> */