La Opinión Titulares

Diputados Gilberto, Wilmer, Osman Chávez, Villegas… ¡Queremos canchas para los niños!

conapid

Vean bien esta foto: niños del equipo Conapid, campeón en categoría U-10, salen de la cancha de La Vega de Tegucigalpa después de un partido de la Liga Federada.

Gilberto Yearwood es uno de mis jugadores favoritos de todos los tiempos. Recuerdo cuando lo expulsaron contra Yugoslavia en 1982, que empecé a llorar con una tristeza que pocas veces volví a sentir por un partido de fútbol.

Lo admiro. Lo respeto. Lo quiero. Y creo en él, porque es un hombre inteligente, de buen corazón, luchador, humilde. ¿Acaso no es el tipo de hombres que queremos como diputados en el Congreso Nacional?

Quienes lo descalifican simple y sencillamente no lo conocen. Por eso no los culpo.

Si hay algo que le pido a Gilberto, ahora que será congresista por el departamento de Cortés, es que no se olvide de las ligas menores.

Durante décadas, nuestros niños, especialmente los de Tegucigalpa, han jugado en canchas que de eso solo tienen el nombre y que más bien parecen porquerizas.

¡Nuestras ligas menores no pueden continuar raspándose la vida en lugar como San José de la Vega!

Debemos invertir en el fútbol infantil, en canchas de grama sintética, capacitación en el extranjero para los entrenadores, seguridad, primeros auxilios, baños -es conmovedor ver a los niños buscando un lugar en el monte para-, graderías, acompañamiento psicológico…

Además, con una legislación que le ponga fin a las movidas que hay en las ligas menores, donde, es la realidad, los que menos importan son los niños.

Y aquí, mi querido Gilberto. Wilmer Velásquez, Osman Chávez y Jaime Villegas, que son, más que políticos, hombres de fútbol, serán claves para iniciar una revolución deportiva.

Wilmer, tan criticado por su primer periodo como legislador, tiene una oportunidad para reivindicarse, usar su carisma y experiencia, para tocar puertas y convencer a dirigentes de clubes y de la Penafuth, patrocinadores y gobierno, de la urgencia que hay en las categorías menores.

Queridos ex futbolistas: el pueblo les dio su voto porque cree en ustedes. ¡No lo defrauden! En estos momentos oscuros, ustedes pueden ser una pequeña luz para miles de niños hondureños.