Pelota por el mundo

El Madrid juega, pero con el aficionado

Aficion-Real-Madrid_TINIMA20140429_1168_5

Han pasado ya más de 24 horas desde que termino el clásico, un partido para el olvido, puede que no haya vivido mucho (19 años), pero jamás había visto un partido en donde el Madrid saliera a jugar de manera tan nefasta, porque ni el 2-6 en la era Mourinho, porque en ese partido se luchó, los jugadores propusieron y murieron con la cabeza en alto, pero lo de ayer aún le busco un adjetivo para titularlo, pero la palabra que más me retumba en la cabeza es la de VERGÜENZA. El Madrid ayer dio vergüenza, solo en los primeros minutos se intentó algo, tras el primer gol, sentía algo en mi ser que me decía, que posiblemente sucederían algo, que se empataría o se avecinaba algo peor y ya se sabe cuál paso. Puede que el segundo gol pareciera fuera de juego, pero ya está, el equipo se cayó a pedazos, si es que estaba en una sola.

Desde que salió Ancelotti, el Madridismo entero se pregunta ¿por qué?, pero lo cierto es que Madrid no venía jugando bien desde Enero, aún con Carletto en el banco, pero el equipo intento hasta el final, pero no se pudo, en UCL eliminados por un jugador de la cantera, del cual Florentino lo boto. En Liga no se pudo, pero se murió en el intento. Para esta temporada llega Benítez, con la excusa de Florentino Pérez de que es de la casa y bla, bla, bla. Tras 12 jornadas, más las cuatro de UCL, el Madrid sigue desaparecido, sin ideas y hasta sin rumbo. A Benítez, el Madrid le queda grande.  Antes se hablaba de que Iker era un “topo” infiltrado de cosas, que estaba viejo, que ya no daba y etc. Por otra parte, un planteamiento que se miraba agradable a la vista, pero no fue así. Isco que venía de jugar todos los partidos, en el banco, entrando demasiado tarde, Nacho y Lucas Vásquez que sienten Orgullo por la camisa, porque eso es lo que se debe sentir, en las gradas, este último es un chaval, no es un crack, pero lo hace bien. Danilo parecía principiante, Carvajal era el indicado, pero no en el banco, Marcelo se fue sustituido (se puso a llorar porque siente la camisa y estaba decepcionado),  James, el único que disparo sustituido. Bale más frio que la Antártida y más perdió que un gringo en el centro de Tegucigalpa, Honduras. Kroos y Modric imprecisos, Cristiano Ronaldo nada, Benzema más de 40 días si  jugar y de por sí, enjuiciado. Pepe en el banco, Ramos desvelado por el nacimiento de su segundo hijo y sin liderar al equipo, Navas pues solo tampoco es que iba a poder. ¡Madrid NO JUEGA A NADA! y DUELE, duele mucho.

Florentino (a quien le envio una pañoleada) le importa más que el equipo salga en Forbes como el más rico y en vender camisas, en Gales, Shanghái, Australia, Estados Unidos y en otros países, donde manda a los jugadores a hacer temporadas y  jugar como si fueran maquinas. Con fichajes carísimos, solo por tener una temporada buena, como que si eso bastara para jugar en Madrid. Florentino ya días perdió la esencia de lo que significa el Real Madrid, equipo que no es suyo si no que de los hinchas y socios.

Ya es hora de que dejemos de decir que tenemos 32 ligas, 10 Champions y todos los títulos, si bien es cierto eso es lo hace al conjunto merengue Grande, pero usarlo de excusa con cada perdida, nos hace ver mediocres. Como dijo Don Santaiago Bernabéu (Q.EP.D) “La camisa del Real Madrid se puede manchar de barro, sudor y hasta de sangre, pero nunca de vergüenza” y esto lo está haciendo Florentino con sus caprichos, Benítez con sus planteamientos y sin saber qué hacer y hasta algunos jugadores que no sienten la camisa, ni la portan con orgullo. Como aficionado, los invito a quedarnos al pie de la bandera, no bajarnos de este barco y a seguir apoyando al Real Madrid, hoy y siempre ¡Hala Madrid y nada más!

/* ]]> */