La Opinión Reportajes

En algún lugar de este gran país…

carretera-gracias-lempira-1

¡Qué rico es viajar! No hay nada mejor sin duda alguna, conocer nuevos lugares, compartir con tus seres queridos y por qué no cuando se quiera viajar solo (no hay nada malo en eso) a relajar el cuerpo y aliviar el alma. Nuestro país tiene tantos lugares hermosos, solo hay que OBSERVAR. Pasamos desapercibidas tantas cosas por pasar pensando en trabajo, deudas, problemas y muchas cosas más.

De fondo se puede ver el Valle de Jesús de Otoro, Intibucá y cómo un halo de luz ilumina estas bellas tierras, íbamos camino a Gracias, Lempira cuando vimos ese hermoso paisaje.

En lo que íbamos avanzando hablábamos de lo bonito que se miraba pero todavía no pensábamos en detenernos, hasta que por un momento observamos de nuevo y entendimos que era una obligación parar.

Uno de los grandes beneficios de viajar es que mejora nuestra salud física y emocional, que al final nos dará un mejor estado de ánimo. Son tantos los beneficios, entre ellos, sos feliz cuando estás planeando el viaje pensando en todo lo que podrás ver o hacer, te quita el estrés, la depresión, vivís nuevas experiencias y no necesariamente tiene que ser costoso.

Claro que hay un gasto al viajar, pero lo pueden ver como una inversión, ese dinero que van a gastar en “pijineadas” de una sola noche lo pueden ir guardando para darse un buen viajecito como Dios manda.

Si trabajamos es por algo, es tiempo que se den un buen gusto, invierta en usted y regálese un viaje al interior del país.

/* ]]> */