La Entrevista Titulares

Hispano Durón, director de Morazán: “Soborné al de la taquilla para poder ver una película”

hispano-duron-radiohouse-1

Hispano Durón es uno de los directores de cine más querido en el país. Su carisma, estudios y buen gusto por la producción cinematográfica lo han llevado a sobresalir.

Todos recordamos a Anita la cazadora de insectos; y ahora nos sorprende en Morazán.

Hoy nos reunimos con él para hablar un poco de cine y fue un honor hablar con este señoron, los invito a que lean la entrevista y la disfruten al igual que yo.

Cuéntenos un poco sobre Morazán, la película.

Esta película se concibió en el seno de esta universidad, tiene un carácter educativo, posiblemente la gente se sienta entretenida, queremos estimular en los espectadores el estudio de la historia de Honduras o de Centroamérica; esto es un tributo porque la universidad se llama Francisco Morazán.

¿Es película de batalla?

No, es de época. Sí hay unas escenas donde hay intercambio de pistolas.

Morazán es representado por un colombiano. ¿Hay celo ahí?

Cuando nos ponemos patriotas nos ponemos celosos de que no sea hondureño, pero nuestro objetivo nunca fue hacer la película solo con hondureños ni presentarla solo en Honduras, estamos en una era de globalización.

¿Cuáles serán las sorpresas de esta película?

Un Morazán que se sale del esquema tradicional, un Morazán humano.

¿Cómo saldrá la gente después de ver Morazán?

Esperamos que el público salga estimulado para estudiar más acerca de la historia de Centroamérica.

Una de las películas más esperadas del año por ser el héroe centroamericano.

Sí, nos hemos esforzado tanto porque así sea.

¿Llevarán a más héroes a la pantalla grande?

Me gustaría dirigir más películas históricas, todo depende del éxito que esta tenga.

¿Cuánto fue el presupuesto final?

Como director, desconozco la cifra exacta. Pero he escuchado al productor decir que anda alrededor de los 6 millones de lempiras.

¿Sus expectativas?

Que la película guste al público hondureño y que tenga un buen desempeño en festivales internacionales.

¿Dónde realizó los estudios de cine?

En la Escuela Internacional de Cine en Cuba, varios cineastas hondureños se formaron también ahí, luego hice una cine visual en California y luego mi doctorado en Kansas.

¿Por qué regresa a Honduras?

Siempre que salí para estudiar lo hice con la meta de regresar a Honduras y aquí he encontrado un ambiente, tal vez no el perfecto, pero sí donde puedo trabajar haciendo películas y la prueba está en las producciones que he hecho… Claro está que no han sido todas las que he querido hacer.

No tenemos en Honduras el equipo para la producción cinematográfica que queremos, pero encontramos la manera.

hispano-duron-radiohouse-3

¿Qué fue lo que le despertó esa pasión?

Mi papá; él era un gran fanático del cine y desde pequeño me llevaba a ver las películas más importantes y me hablaba de los premios que las películas ganaban, de los actores, entonces despertó eso ir más allá de un simple espectador y conocer los artistas, festivales, directores, guionistas y demás.

¿Cuál era la película que más miraba de niño?

Cuando estaba entrando en la adolescencia miré “La Naranja Mecánica”. La vi en sala de cines a pesar de que era prohibido para menores de edad. Y tenía 13.

¿Qué hizo para entrar?

Ja, ja, ja, soborné al que estaba en taquilla y así pude entrar. Fue una película que causó un impacto en mi vida muy fuerte de tal forma que yo dije “Quiero hacer películas”.

¿También se dedicó al teatro?

Sí, entré a la Escuela Nacional de Artes, estuve con el maestro Rafael Murillo Selva, Saúl Toro.

¿Honduras fue el último país centroamericano en hacer largometrajes?

Se puede decir que sí, porque el nacimiento del cine fue en 1963 con Mi amigo Ángel de Sami Kafati; ya para ese año otros países de Centroamérica había tenido otras producciones, luego se vinieron en fila con Almas de la media noche, Anita la cazadora de Insectos y No hay tierra sin dueño.

Y desde ahí se mantuvo como una constante hasta lo que vemos ahora este 2017, que vamos a tener alrededor de 12 películas hondureñas en un solo año.

hispano-duron-radiohouse-2

¿Eso dónde nos ubica?

Definitivamente no estamos en la cola, hay países como El Salvador que la producción es menor que la nuestra.

¿El cine hondureño esta creciendo en calidad?

Sin duda está creciendo a un ritmo muy acelerado y exitosamente desde varios puntos, del punto de vista comercial y reconocimiento internacional, lo están logrando porque hay quienes han saltado la la frontera y han ganado reconocimientos.

Lo de la calidad es totalmente relativo, porque lo que es bueno para uno es malo para el otro, así que mientras haya un público interesado en ir a ver una película, eso nos garantiza que el cine hondureño se va a sostener, pese a las condiciones adversarias.

hispano-duron-radiohouse-4

¿Cuál es la película hondureña que se merece el 10?

No hay tierra sin dueño de Sami Kafati, es mi favorita por ser una película emblemática donde no había mucho apoyo.

 

Fotos: Frank Aguilera.