Reportajes

La educación hondureña debería ser como el futoji no henko japonés

nenes japoneses
NOTA: ha vuelto a circular en las redes sociales sobre un supuesto sistema educativo que está transformando al japón. No es la primera vez que sucede. Y cuando eso pasa, lo desmienten. Viéndolo bien, sería interesante implementarlo en Honduras, donde a los niños y jóvenes se les enseña a repetir como robots, pero poco o nada se les enseña para ser mejores seres humanos, solidarios con los que menos tienen… ¿Qué te parece si la educación en Honduras fuese como el futoji no henko?
Se está probando en Japón un revolucionario plan piloto llamado “Cambio Valiente” (Futoji no henko), basado en los programas educativos Erasmus, Grundtvig, Monnet, Ashoka y Comenius. Es un cambio conceptual que rompe todos los paradigmas.
Es tan revolucionario que forma a los niños como “Ciudadanos del mundo”, no como japoneses.
Entenderán y aceptarán diferentes culturas y sus horizontes serán globales, no nacionales.
¡Imagínese que ese cambio se está dando en uno de los países más tradicionalistas y “machistas” del mundo!
El programa de 12 años, está basado en los conceptos:
–  Cero materias de relleno.
–  Cero tareas.
–  Y Solo tiene 5 materias, que son:
1. Aritmética de Negocios.
Las operaciones básicas y uso de calculadoras financieras.
2. Lectura.
Empiezan leyendo una hoja diaria del libro que cada niño escoja y terminan leyendo un libro por semana.
3. Civismo.
Entendiendo éste, como el respeto total a las leyes, el valor civil, la ética, el  respeto a las normas de convivencia, la tolerancia, el altruismo y el respeto a la ecología y medio ambiente.
4.  Computación.
Office, internet, redes sociales y negocios on-line.
5. Idiomas.
4 ó 5 Alfabetos, Culturas, Religiones, entre japonesa, latina, inglesa, alemana, china, árabe; con visitas socializadoras de intercambio a familias de cada país durante el verano.
¿Cuál será la resultante de este programa?
Jóvenes que a los 18 años hablan 4 idiomas, conocen 4 culturas, 4 alfabetos.
–  Son expertos en uso de sus computadoras y celulares como herramientas de trabajo.
–  Leen 52 libros cada año.
–  Respetan la ley, la ecología y la convivencia.
–  Manejan la aritmética de negocios y finanzas al dedillo.
¡Contra ellos van a competir nuestros hijos! ¿Y quienes son nuestros hijos?
•  Chicos que saben más de los chismes de la farándula de moda, que se saben y conocen los nombres y la vida de los artistas famosos, pero nada de historia, literatura o matemáticas, entre otros…
•  Chicos que hablan sólo español más o menos, que tienen pésima ortografía, que odian leer libros, que no saben hacer sumas de quebrados, que son expertos en “copiar” durante los exámenes y burlar las normas a los ojos de padres y educadores.
•  Chicos que pasan más tiempo viendo y aprendiendo las estupideces de la Internet, la televisión o partidos e ídolos de “fútbol”,  que estudiando o leyendo, casi sin comprender lo que leen, y por ello creen que un jugador de fútbol es superior a un científico.
• Chicos que son los llamados homo-videos, ya que no son socializados adecuadamente, sino
que están estupidizados, zombies del iPhone y Android, las tablets, el skate,  el facebook, Instagram, los chats; donde sólo hablan de las mismas estupideces que enumeramos antes o con los juegos informáticos, en un claro aislamiento que conocemos como autismo cibernético y que atenta contra la libertad, la educación, contra su autoestima, autonomía, contra el respeto a sus padres o al prójimo, contra el medio ambiente, la solidaridad, la cultura, y promueven un egoísmo alarmante dejando una sociedad ciega y sin rumbo y viendo un gobierno que miente para robar a manos llenas!!!!
Creo que tenemos mucho trabajo por hacer.
Pásalo si lo considerás de valor.
/* ]]> */