La Opinión Titulares

Las 11 canciones de Guillermo Anderson que más amo. (A un año de su partida).

_DSC0125

Hace un año, como muchísimos hondureños, lloré la muerte de Guillermo Anderson. Y todavía me salen lágrimas por la partida de nuestro POBRE MARINERO.

En medio de la tristeza escribí el siguiente artículo. Lo he vuelto a leer y no pierde sentido en una sola coma.

Me consuela que no se va del todo y que aquí quedan con nosotros Pepe Goles, Chago, Cipota de Barrio, Malena, el Cusuco que toca la caramba, el Pobre Marinero, el Capitán Morris, su mar, su selva, su cielo que nos dice cosas, el Primer León y sus sueños de construir un mejor país.
Buen viaje, querido GUILLERMO… y allí en cualquier rato TE MANDO UN ENCARGUITO CORTESÍA DE DOÑA ROSA.

Guillermo: Todavía hasta hace un par de horas, como dice aquella canción suya, “No pierdo la esperanza de llevarte al mar, para que veás la danza…”.

Eso ya no será posible.

Amo todas sus canciones, pero he cometido el atrevimiento de hacer mi lista con once de mis favoritas.

Para ilustrar este trabajo reproduzco imágenes del libro DEL TIEMPO Y EL TRÓPICO, escrito por Julio Escoto y usted, y bellamente retratado por el fotógrafo Hannes Wallrafen.

Su música, Guillermo, me ha acompañado desde 1988, cuando lo vi cantar por primera vez.

Fue una noche en el Manuel Bonilla, cuando clausuró el festival Aires de Abril, y de repente el teatro empezó a retumbar con la canción EN MI PAÍS.

A la salida vendían un humilde casette que llevaba por título RETRATOS. Allí estaban CHAGO, PEPE GOLES, LA ESPERA INFINITA, CORTARON EL ÁRBOL y EN MI PAÍS, entre otras.

Más tarde lo entrevisté cuando yo trabajaba para La Tribuna y le mostré RETRATOS para que me lo autografiara. “Tenía tiempos de no ver este casette. ¡Regalámelo!”, me dijo. Y así fue.

Gracias, una vez más…

  1. CLUB SOCIAL LA GLORIA (álbum DEL TIEMPO Y DEL TRÓPICO): Nostálgica, bella, perfecta, sencilla. Es una pequeña obra de arte hecha con tan magia que uno siente que la brisa sale del CD cuando la escucha._DSC0129FOTO: Mi canción favorita es la de un viejo y triste bar.
  2. TOCA LA CARAMBA (álbum PARA LOS CHIQUITOS): “Este cusuco toca la caramba, este cusuco toca la caramba”… Con esta canción dormía a mi hijo cuando estaba recién nacido. Fue su canción de cuna y hoy, cuando ya más grandecito, muchas veces se la canto antes de apagarle la luz de su cuarto. CD con el que crecieron miles de niños hondureños. 20160731_211200

FOTO: CD autografiado de Guillermo para mi hijo.

3. CHAGO (álbum RETRATOS): Ningún artículo o reportaje ilustra como esta canción el drama y la tristeza de los hondureños que se van al norte. Dan ganas de llorar.

4. PEPE GOLES: En una entrevista, Guillermo me contó que “Una tarde me encontré en una playa a Fátima Valerio, el ex portero del Marathón. Durante la plática me relató muchas historias, algunas de las cuales se notaba que tenía un poco de exageración. Así nació la idea de hacer una canción de un jugador retirado. Para disimular un poco, Pepe Goles es delantero, así no me cobraban derechos de autor, ja, ja, ja”.

5. LLEVARTE AL MAR (álbum Encarguitos del Caribe): Un poema de amor y esperanza, como dice en una de sus partes: “No pierdo la esperanza de llevarte al mar para que veás la danza, el vuelo de gaviotas, las olas brillar”. La esperanza de volver a ver a Guillermo en los escenarios es algo que me ha acompañado en los últimos meses.

memo

FOTO: “Dibujo de mi hija Marianela de mi cancion Tarde de Mar”, escribió Guillermo.

6. EN CADA LATIDO (del álbum LLUVIA CON SOL): Una linda canción de amor de pareja, de padre, de hijo, de amigo, al amor por la vida… O como dice Guillermo en el CD: “Es el amor traducido al paisaje que conozco, la costa del Caribe hondureño, el bosque tropical, los maizales y otra lluvia milagrosa: la lluvia de peces de Yoro”. Cuando la escucho chineo a mi hijo y la bailo mientras se la canto al oído.

_DSC0139

FOTO: El amor por la vida, por el mar, por la naturaleza. De eso se trata EN CADA LATIDO.

7. CIPOTA DE BARRIO (del álbum MUJER CANCIÓN, CANCIÓN MUJER): La típica güirra jodiona, traviesa, pícara, retratada con maestría y complicidad.

8. POBRE MARINERO (del álbum ENCARGUITOS DEL CARIBE): “Mi barca se vio atrapada en tu playa de sueño. Luego me ofreciste ser de tu paisaje el dueño”… Una perfecta canción de amor.

_DSC0142

9. CANCIÓN DE LA ESPERA INFINITA (del álbum RETRATOS): Guillermo le dio vida a uno de los mejores poemas escritos en la historia de Honduras: Canción de la espera infinita de otro genio que parió esta tierra: Jorge Federico Travieso.

“Pesa a veces la vida y el hombre desespera.
Pesa el pesar y pesa la vida que no fue
la esperanza musita: espera, espera,
espera y el corazón cansado responde: ¿para qué?”.

10. PRIMER LEÓN (del álbum RETRATOS): Imposible no enamorarse de “Este león triste, pelón, demacrado. Una nube de moscas le revoloteaba”. Casa vez que voy a un circo, sea gran, pequeño, lujoso o humilde, recuerdo al león de Guillermo.

11. Tuve la esperanza que la número once era una canción que Guillermo aún no había escrito y que al recuperarse iba a echar manos a la obra. Tristemente no fue así y nos dejó en aquella madrugada del 6 de agosto.