Entretenimiento

Las películas de TERROR pueden quemar muchas calorías

Fuente: La República
Fuente: La República

Sabía que algo bueno había detrás de ver películas de miedo. Comprobado. Las películas de miedo ayudan a quemar calorías y no lo digo yo, lo dice un estudio de la Universidad de Westminster, Reino Unido.

Ya sabíamos que, con mucho esfuerzo, disciplina, contundencia y ejercicio podríamos bajar de peso, pero quién diría que sentado frente al televisor también. Y si no me crees aquí te cuento como es la cosa.

Hace poco se descubrió una de las maneras más divertidas de quemar calorías y es viendo películas de terror, sí, así como lo escuchas. El estudio conducido por el doctor Richard Mackenzie; especialista en mecanismo celular, dió a conocer que ver una película de miedo que dure 90 minutos puede quemar hasta 113 calorías.

Fuente: Salud
Fuente: Salud

¿Cómo es esto posible?

Se llevó a cabo un experimento en 12 personas a las que se les puso 10 películas de terror, se les monitoreó el ritmo cardiaco y la respiración. El resultado fue que después de cada susto, el ritmo cardiáco se disparó, el estómago se contrajo y se produjo sudoración, es exactamente este proceso que hace que se quemen muchas calorías.

Fuente: Leyendas de Terror
Fuente: Leyendas de Terror

Y si pensás que aquí termina la cosa, prepárate porque esta actividad no solo quema calorías si no, que disminuye el apetito de las personas en el transcurso del film, gracias a la liberación rápida de adrenalina.

Fuente: Miedo
Fuente: Miedo

Aquí las películas que quemaron calorías:
The Shining: 184 calorías
Jaws: 161 calorías
The Exorcist: 158 calorías
Alien: 152: calorías
Saw: 133 calorías
The Nightmare on Elm Street: 118 calorías
Paranormal Activity: 111 calorías
The Blair Witch Project: 105 calorías
The Texas Chain Saw Massacre: 107 calorías
Rec: 101 calorías

Así que, si sos de los que aman las películas de terror, anímate un poco más que vas a hacer ejercicio mientras disfrutas de un buen susto y podés contarles a tus amigos, esos que no se atreven a poner un pie en el cine cuando se trata de fantasmas, tal vez al ver estos beneficios se animen un poco.

Posdata: ¡No sé a quién no le pueden gustar las películas de miedo!

Fuente: Nueva Mujer

/* ]]> */