La Opinión

Nesting: “Joker no cae en el error de querer hacer que sintamos empatía por él”

joaquin-phoenix-una-imagen-promocional-joker-todd-phillips-1570035513812

Por Nestor Irías

JOKER
(3 ½ ) Estrellas de cuatro.
* * * ½

Dirigida por: Tod Phillips
Protagonizada por: Joaquin Phoenix, Robert DeNiro, Zazie Beets, Frances Conroy
Año: 2019
Género: Thriller Psicológico
Calificación: R

Joker tiene el buen atino de mostrarnos un personaje al cual todos conocemos, sin caer en el error de querer hacer que sintamos empatía por él.

El Guasón como se le conoce en español, es uno de los villanos más conocidos del mundo de los comics, un demente psicótico asesino que exuda maldad, una fuerza de la naturaleza cuyo único propósito es torturar y hacer daño a la humanidad con su retorcido sentido del humor.

Mucho se habló que “Joker” era una película que puede o podría incitar a la violencia o que los asesinos en serie encontraran en ella una justificación para sus actos, sin embargo, una de las fortalezas de esta película es que logra que entendamos el porqué de los motivos de este psicópata.

joaquin_phoenix_joker_teorias_final_explicado_p

La respuesta es sencilla, lejos de mostrarnos una persona normal cuyas circunstancias en la vida lo van desquiciando poco a poco hasta convertirlo en un monstruo, porque no mejor aceptar el hecho que Artur Fleck (Joaquín Phoenix) Alias “The Joker” ya estaba roto desde el principio.

Y así se soluciona el 90% de la historia, Arthur sufre, es abusado por todos debido a su extraña y tétrica personalidad.

Artur Fleck es una persona enferma con cuanto problema psicológico se pueda imaginar controlada únicamente por los medicamentos que recibe de un programa social al cual se le están acabando los fondos y los últimos vestigios de cordura que quedan en él.

Influenciada claramente por películas como “El Rey de la comedia” “Taxi Driver”, de Martin Scorsese e incluso “Full Metal Jacket” Arthur habita el sórdido mundo de Ciudad Gótica la cual se presta para brindar los elementos que logren romper su mente y espíritu.

1570719676-joker

Arthur es un niño de mamá, devoto al cuidado de la enferma Penny Fleck (Frances Conroy), quien toda su vida ha enviado cientos de cartas a Thomas Wayne pidiendo ayuda, mismas que nunca son contestadas.

Arthur en sus delirios sueña con ser un comediante reconocido, admira a Murray Franklin (Robert DeNiro) el presentador de un show nocturno de entrevistas y delira con un romance idílico con su vecina Sophie Dumond.

Joker tiene dos puntos de vista, por gran parte de la película nos invita a interpretar y a descubrir qué es realidad y qué es producto de la imaginación de Arthur, él está irremediablemente enfermo, balanceándose sobre el borde de la locura. Así que muchas veces no sabemos si estamos viendo una alucinación o si lo que pasó, pasó de verdad.

El Joker siempre ha sido un ser enigmático, el cual a lo largo de la historia ha tenido un sinfín de orígenes, desde “Batman” de Tim Burton, pasando por “The Killing Joke” o dejando un origen ambiguo en “The Dark Knight” de Christopher Nolan.

Si alguno de ustedes tenía muchas preguntas del porqué del origen del Guasón, “The Joker” no decepcionará, dado que para cada pregunta tiene una respuesta bastante lógica. Así mismo si son fanáticos del personaje encontrarán muchos guiños de ojos a cada una de sus encarnaciones ya sea en la pantalla chica o el cine.

La galería de villanos de Batman es de las más coloridas y prolíficas del mundo de los comics, pero siempre me he cuestionado, ¿por qué a todos estos villanos, psicóticos la gran mayoría y asesinos en masa no se les aplica la pena capital?
Fácil, porqué Batman se quedaría sin enemigos.

Sin embargo, una de las cosas que me molestó de The Joker es que parece habitar un mundo dónde se puede delinquir y hasta cierto punto quedar impune, el tiempo suficiente para favorecer la trama.

Aparte de eso “Joker” muestra un origen que tal vez para algunos sea de muy bajo perfil, pero el gran triunfo de esta película es lograr que entendamos el porqué del surgimiento de este payaso del crimen, sin que nos identifiquemos o sintamos lastima de él, cómo muchas veces nos pasa en la vida.

/* ]]> */