Reportajes Titulares

Olvin Ferrera, artista sin manos, regala cuadro a ex presidente mexicano Ernesto Zedillo

Olvin-Ferrera-RH

Olvin Ferrera es un luchador que salió en busca de un mejor futuro y emprendió un viaje hacia los Estados Unidos y le salió caro. 

Mientras trabajaba en México, quitando una varilla de metal con ambas manos, tocó un cable de alta tensión lo cual produjo una descarga eléctrica.

Despertó en el hospital, con el tiempo sus manos se fueron poniendo oscuras y los médicos le dijeron que tenían que amputar porque sus manos estaban muertas por dentro.

Salió del hospital y regresó a que lo amputaran. No perdió la fe y viendo clases de pintura en una biblioteca pública decidió estudiar y dedicarse de lleno al arte.

A pesar de su discapacidad, sus compañeros siempre se mostraron amables y colaboradores. Entró a la universidad y se iba a retirar por falta de recursos, luego la universidad lo llamó para darle una beca.

Se graduó y trabaja como diseñador en una pequeña revista de La Ceiba.

Uno de los mejores momentos en la vida de Olvin es haber entregado uno de sus cuadros al ex presidente de México (1994-2000), Ernesto Zedillo, durante su visita a Honduras donde brindó la charla “La globalización y el papel de los jóvenes en el desarrollo de la economía del futuro”.

Olvin-Ferrera-1-RH

Foto: Olvin Ferrera y el ex presidente mexicano, Ernesto Zedillo, se funden en un fraternal abrazo. 

Olvin es un ejemplo de superación, nada ni nadie lo pudo detener, ni siquiera las limitaciones físicas, hoy es un profesional de primer nivel.

“Hay que seguir soñando y hay que esforzarse mucho para convertir los sueños en metas y trabajar duro para llegar a ello”. Olvin Ferrera.