Reportajes Titulares

‘Salvando Huellas’ comenzó en el patio de su casa, ahora sueñan con un refugio para perros

Foto: Amanda Banegas
Foto: Amanda Banegas

Salvando Huellas es una organización sin fines de lucro que busca salvar la vida de cuantos perros callejeros se pueda, la pionera de esta gran labor es Isabel Cabrera, de 21 años, quién inició salvando al primer perrito en 2016, por esas casualidades de la vida ella iba para su trabajo y se encontró con un “cachorro” bebiendo agua sucia, lo recogió y lo llevó a casa, el can tenía varias enfermedades que le afectaban entre ellas moquillo y erliquia.

Foto: Pavel Aguirre
Foto: Pavel Aguirre

Isabel decidió llevarlo al veterinario donde le dijeron que tenía pocas esperanza de vida, pero ella no se dio por vencida y luchó por el perrito hasta lograr salvarlo, ahora Bruno es un perro epiléptico pero aún así el goza de una vida tranquila al lado de su dueña.

Es así como nace Salvando Huellas. Después de Bruno, la chica reunió a una gran cantidad de voluntarios e inició una labor a la que muchos no le prestan atención.

Foto: Pavel Aguirre
Foto: Pavel Aguirre

Los perros de la calle en Tegucigalpa

Desde chiquita Isabel acariciaba a los perritos en la calle, ahí nació el amor y bondad de esta chica que nos está dando una lección de vida, ahora ella presta su propia casa para cuidar a los perritos que pueda.

El proyecto trabaja por medio de ‘Casas Cuna’, voluntarios que cuidan a los animales en sus casas buscando quien los adopte, el grupo cuenta con 106 personas que ayudan y 20 de ellos que están activos, para conseguir ingreso monetario tienen que hacer diversas actividades, pues la comida, medicina y visitas al veterinario suelen ser bastante caras.

Fuente: Salvando Huellas
Fuente: Salvando Huellas

Recientemente se rescató a una perrita que dio a luz a 7 cachorros, la comida de esos animalitos tiene un coste de 600 lempiras y se les acaba cada dos días. Este grupo también tiene integrantes que cuidan perritos en Valle de Ángeles, canes que han sufrido abandonos o que han nacido en la calle y han tenido la suerte de ser rescatados por ‘Salvando Huellas’.

Foto: Pavel Aguirre
Foto: Pavel Aguirre

“Encontramos un perrito en la UNAH que al parecer lo habían ‘macheteado’, una amiga se dispuso a tenerlo en su casa, pero finalmente murió por que estaba demasiado herido. Fue un caso bastante impactante, porque la muerte de un cachorro es algo que duele. Lloramos por ese perrito, es por eso que cada día luchamos para salvarles la vida”, comentó Isabel Cabrera.

Es agradable encontrarnos con personas que han ayudado a ‘Salvando Huellas’ entre ellos un grupo de Estados Unidos que brindan soporte pagando publicidad para Facebook, también el Doctor Leo Matamoros y el Doctor Mauricio Sánchez, quienes ayudan con la consulta de forma gratuita, pero lo demás sale de la bolsa de los voluntarios.

Fuente: Salvando Huellas
Fuente: Salvando Huellas

Hace poco la organización decidió ir pagando un terreno en el Hatillo, de 2000 varas, en Tegucigalpa sería el primer lugar exclusivo para perros, una empresa que dijo presente en esta causa fue ‘PROSIN’ que donó malla de ciclón para el terreno que se quiere construir para que habiten los perros de la calle.

Se necesita la colaboración monetaria de todos, pues el pago mensual por el terreno es de 10 mil lempiras y más los gastos que se hacen por el tratamiento de los canes, estaríamos hablando de una fuerte cantidad de dinero para apoyar la causa.

Si sos de esas personas que les gusta ayudar y servir a aquellos que más nos necesitan sin esperar nada a cambio, podés colaborar ya sea siendo parte de ‘Casas Cuna’ o donando lo que podás para salvar a los cachorros desprotegidos.

Fuente: Salvando Huellas
Fuente: Salvando Huellas

Realmente a veces encontramos personas que nos dan lecciones de vida, que son una luz de esperanza en este mundo y este grupo de voluntarios de ‘Salvando Huellas’ es uno de ellos.

Para ayudar podés contactarlos en su página de Facebook:

Salvando Huellas

/* ]]> */