La Opinión Titulares

Sin querer el fútbol tico le da una bofetada a Honduras… ¡Digno de aplaudir!

Foto compartida por @ADMLiberia (Twitter).
Foto compartida por @ADMLiberia (Twitter).

Como dicen por ahí: “A quien le quede el saco”, y créanme, en esta ocasión un noble gesto en el fútbol costarricense nos ha hecho pensar en lo que sucede con la Liga Nacional de nuestro país.

Exactamente ayer el actual campeón del fútbol tico, Pérez Zeledón, recibió en casa al Liberia, esto en actividad de la Jornada 2 del torneo del hermano país centroamericano (El juego terminó empatado 2-2).

Lo curioso de todo es lo que sucedió en las afueras del estadio antes de comenzar el encuentro:

  • La entrada fue gratis como parte de la celebración del campeonato, sin embargo se hizo una solicitud…
  • El Pérez Zeledón pidió a sus aficionados una contribución voluntaria para poder apoyar al Liberia, equipo que vive una difícil situación económica.

DTMB7kcXcAISN7r

Imagínense que el Liberia adeuda hasta cinco meses de salario a la mayoría de sus futbolistas, así que la acción por parte del Pérez Zeledón definitivamente se debe destacar y aplaudir.

Un gesto digno de un campeón

Y es ahí donde está la bofetada al fútbol hondureño.

Foto compartida por @lnphonduras (Twitter).
Foto compartida por @lnphonduras (Twitter).

La situación del Liberia es igual o peor que la de los cinco equipos que técnicamente se pusieron en huelga en la Liga Nacional, pidiendo un préstamo para poder arrancar el Clausura 2018.

Hablamos del Honduras de El Progreso, Platense, Real Sociedad, Vida y Marathón. Y ante ese panorama se pueden señalar varias cosas:

  • El Liberia no se anda con papadas y está haciendo todo el esfuerzo posible para afrontar el torneo (Jugando con futbolistas de sus ligas menores e intentando no tener muchos gastos), además…
  • La solidaridad por parte del Pérez Zeledón, misma que parece no existir en nuestro balompié.

Desde que esas cinco escuadras se declararon en crisis económica ninguno de los otros cinco equipos hizo algo al respecto, y con ello el mensaje parece ser claro: “Si yo estoy bien, todo está bien”, cuando todos sabemos que no es así.

¿Algún día veremos esa solidaridad en Honduras?
¡Ojalá sí! Es importante destacar que somos una Liga, y en este caso cada una de las instituciones involucradas juega un papel importante, aunque algunos no lo quieran aceptar.