Reportajes

¡Vergüenza! FBO y Conapid quieren jugar la final en una cancha decente; delegados dicen NO

tacos lodo

Cuando llueve, la cancha de San José de la Vega es un lodazal. Cuando hace sol, es una cancha durísima de la que se levantan piedras y polvo cada vez que un niño le da al balón.

Así, en estas condiciones prehistóricas, se forman los futuros jugadores de Honduras. Y a nadie, salvo a los padres de familia, le interesa la situación.

Pero esta vez no vamos a quedarnos callados a pesar de que todos sabemos que en las ligas menores se juegan oscuros intereses. Aquí los que menos importan son los niños.

Es un problema de toda la estructura del fútbol hondureño. Comienza arriba, con los mediocres dirigentes de la Penafuth (¿Cómo la están pasando en Australia?), y sigue con los directivos de los clubes de la Liga Nacional, los delegados de los equipos de las categorías menores, las instituciones del gobierno obligadas a velar por el deporte, la empresa privada, los medios de comunicación…

A pesar de que sabemos que hay muchas personas a las que no les gusta que se toque este tema, decenas de padres hemos decidido alzar la voz para denunciar y exigir nuevas canchas o la remodelación total de La Vega.

héctor1

FOTO: En estas condiciones juegan los niños de la capital.

El más reciente atropello a la dignidad de los niños ocurre cuando se les ponen trabas a los equipos Fuerzas Básicas del Olimpia (FBO) y Conapid, para jugar el partido de la gran final en U10 en una cancha que no sea la de San José de la Vega.

Los cuatro equipos involucrados (los dos de la final y los dos que disputarán el tercer lugar), firmaron la carta en la que se le solicitaba al presidente de la liga de esta categoría que les concediera el derecho de jugar en una cancha decente con grama artificial y no en La Vega, que es un potrero con desnivel.

Se suponía que El Birichiche era para que jugaran las ligas menores. Sin embargo, convirtieron la cancha en un negocio de alquiler donde, en lugar de desarrollar el talento de los niños de la capital, juegan viejos panzones o los amigos que tienen conectes.

Desde hace unos meses, RadioHouse tiene una campaña para que las ligas menores jueguen en un lugar decente, con baños y graderías seguras, cosas que no hay en San José de la Vega.

Ojalá que, pase lo que pase con la H, los señores que actualmente manejan la Penafuth, y que NADA han hecho por las ligas menores, volteen su mirada a los niños e inviertan para mejorar las condiciones de entrenamiento y de juego, así como en la capacitación de entrenadores.

Aquí uno se pregunta qué han hecho con el dinero que recibieron de FIFA por clasificar a dos Mundiales (2010 y 2014), en qué lo gastaron.

Señores de la Penafuth: terminó el tiempo de estar figurando en la prensa. ¡Llegó el momento de actuar!

Y ustedes, delegados de la Liga U10: no violenten el derecho que tienen los niños de FBO y Conapid de jugar la final en una cancha decente.

IMG-20171113-WA0039