«No busco una relación de manita sudada»

De lunes a viernes muchos hondureños se sientan frente al televisor para observar uno de los mejores programas deportivos del país, me refiero a Fútbol a Fondo.

En dicho programa televisivo el asunto del análisis deportivo, de las mejores jugadas de un partido y todas vainas relacionadas con la temática pasan a un segundo plano, pues en esa hora de transmisión hay momentos de destello donde quedamos con la boca abierta, pues la guapa Isabel Zambrano tiene que leer la opinión del público.

…Su pie izquierdo tocó el suelo, posteriormente lo hizo el pie derecho y así salió de su carro la guapa Isabel Zambrano, adornada por un vestido rojo que dejaba con la boca abierta a cualquiera, bueno, ustedes no me dejarán mentir pues ya verán algunas fotografías.

¡Ya basta!
Demasiado preámbulo, mejor conozcamos a la guapa y talentosa Isabel Zambrano.

_DSC0018

¿Cómo era Isabel Zambrano en su niñez?
«Yo era bien antisocial, solo me llevaba con varones, no me gustaba esa papada de jugar muñecas.  En mi casa solo había hombres (Su primo, hermano, y su tío), además de mi mamá y yo, así que me la pasaba jugando trompo, pelota, mables, todo ese tipo de cosas, incluso jugaba de portera, pero me pegaban unos buenos pelotazos (risas)».

¿De dónde sos, qué parte de Honduras te vio nacer?
«Mira, soy Danto, La Ceiba, pero en realidad me siento más de San Juan Pueblo, pues técnicamente fue en ese lugar donde me críe, pero la realidad es que he andado por diferentes sitios del país».

(En pocas palabras podríamos decir que Isabel Zambrano es toda una nómada, pues se ha movido de un lugar a otro. Danto, La Ceiba, San Juan Pueblo, San Pedro Sula, Villanueva y Tegucigalpa).

_DSC0022De todos los lugares donde has vivido…
¿Dónde te has sentido más a gusto?
Definitivamente Villanueva no me gustó, recuerdo mucho a San Juan Pueblo pero tengo que admitir que mi estadía en Tegucigalpa ha sido muy provechosa en mi vida (…) aquí estoy sola y considero que es la parte más bonita de mi existir, profesionalmente me ha ido bien y sé que vienen cosas nuevas en el futuro».

¿Cómo llega Isabel Zambrano a los medios?
Yo vine a Tegucigalpa de pura casualidad, porque la hermana de una amiga estaba enferma, así que veníamos a consulta. En ese momento ellas escucharon a Salvador que estaba pidiendo modelos y técnicamente fueron las culpables de que yo fuera al casting (…) Mis amigas prácticamente me llevaron secuestrada al canal, había como 15 mujeres lindas, preciosas y de las 15 solo yo quedé (…) No sé por qué pues yo era bien flaquita.

¿Cómo fue ese momento en el que Salvador Nasralla te selecciona a ti por encima de las demás mujeres?
La verdad es que solo me vio e hizo los ojitos que pone cuando mira a una mujer que le gusta para modelo, me preguntó qué de dónde soy y que no sé que, que cuál era mi nombre y muchas cosas más, pero esa cuestión del nombre es algo bien chistoso (…) Mi nombre completo es Ercilia Isabel Zambrano, así que cuando lo escuchó me dijo: ‘Mejor te llamaré Isabel, porque con ese nombre nadie te va a conocer’ (risas)». Antes de ese momento todo el mundo la conocía como Ercilia (Chila o China de cariño). No me gustaba Isabel porque la gente me decía ‘Chabela’, además el nombre de Ercilia es de mi abuela, así que le guardo mucho aprecio».

_DSC0065

¿Existe algún tipo de preparación para las nuevas modelos que elige Nasralla?
A mí me miró un jueves y un viernes ya estaba grabando (X-0 da dinero), pero es que él ve la chispa en la mujer, que sea rápida, pero obviamente como cualquiera por primera vez frente a una cámara dan nervios. Eso es lo único malo de Salvador, tenés que ir a lo que te salga, no les da un previo aviso, pero es así como uno va aprendiendo».

¿Cómo fue esa transición de Villanueva-Tegucigalpa?
Todo eso fue en el 2009, para el Golpe, tenía unas primas y con ellas aproveché para establecerme en la capital, luego poco a poco el tiempo iba pasando y me convertí en una capitalina más.

¿Siempre quisiste estudiar periodismo?
Mi mamá me dice que yo siempre decía que en el futuro iba a salir en tele, porque miraba a las actrices en la pantalla y eso me gustaba, sin embargo comencé estudiando Turismo, pero cuando Salvador me mete a los medios tomo la decisión de entrar al periodismo, algo que me gusta mucho».

Y cómo no le iba a gustar turismo si ha andado en diferentes partes del país, pero que bien que decidió tomar el camino de la comunicación, se nota que le gusta y eso es lo más importante. Es por ello que me contó que está pensando el próximo año en sacar una maestría, así que éxitos.

¿Te viste siempre en el periodismo deportivo?
No es mi fuerte, quien me lleva al deporte es Mauricio Kawas, a quien también le debo mucho, y la verdad ha sido una experiencia satisfactoria. Lo que voy aprendiendo es porque lo sé, no porque lo vea en la tele o algo así.

Muchos dicen que solo te parás frente a las cámaras y leés los tuits que llegan al programa…
En cuestiones de fútbol a veces se critica a las mujeres porque dicen que no sabemos de deporte. Eso antes me molestaba, pero ahora no, creo que el hecho de pararse frente a una cámara vale mucho (…) No es por hablar mal de las mujeres que trabajan en deporte, pero si te fijas, por ejemplo en México, la mayoría de las mujeres leen un teleprompter, ya cuando hacen una opinión hacen comentarios que no van, yo no quiero eso, si quiero estar ahí es porque sé y me estoy preparando para ello.

¿Existe otra crítica que recibas de las personas que nosotros no conozcamos?
Bueno, mucha gente ha dicho que he tenido que utilizar otro tipo de atributos para poder llegar a donde estoy y es curioso, porque fíjate que ni a mis jefes actuales conozco, me relaciono más con los presentadores y con mi jefe inmediato René Mendoza. Me he dado cuenta que cuando eres figura pública tienes que estar preparada para todo.

¿Qué te gustaría en un futuro con respecto a tu profesión?
Me gustaría ser presentadora de un noticiero de temas generales, pero tengo que admitir que también me gusta reportear, así que considero que estoy lista para cualquier cosa, para ello me he preparado.

CAMBIEMOS DE TEMA

¿Cómo es un día normal de Isabel Zambrano?
Por lo general Me despierta entre las 6 y las 7 de la mañana, posteriormente tomo un desayuno saludable, luego voy a entrenar al gimnasio (2-3 horas), regreso a mi casa, almuerzo, descanso y me voy al canal.

¿Cómo entras al fitness?
Yo era una mujer muy acomplejada con mi cuerpo, era delgada, bueno no tanto pero lo era, mido 1.70, pesaba 120-110 libras. A Salvador le encantaba verme flaca, pero a mí no. Los hermanos (Fernando y Walter) Rubio, que son muy conocidos en el fisicoculturimo me conocieron por medio de una pareja que tuve en ese tiempo. Ellos me motivaron, decían que tenía la silueta para hacerlo. Al principio no me gustaba, pero en la primer competencia que tuve logré ganar y poco a poco me fue gustando la sensación.

¿Cuál es la base de tu éxito en el fitness?
En esa cuestión todo se lo debo al Metal Gym, entreno de 2 a 3 horas, ahora el entrenamiento se ha vuelto un vicio para mí, incluso te puedo decir que podría estar todo el día en el gimnasio, pero es algo que no se puede.

¿Hay arreglos en las competencias de fitness?
En la Federación Nacional de Fisicoculturismo sí hay mucha corrupción, hay muchos arreglos y eso es injusto, porque si supieras todo el esfuerzo que hace uno y de repente gana alguien que no se ha preparado bien, simplemente no es justo (…) Hay problemas en la Federación, si las cosas siguen así no pienso participar en el nacional, prefiero ir a un internacional representando al Metal Gym.

Muchas personas te critican por los músculos que has desarrollado gracias al fitness, incluso hay quienes te tratan de hombre por tu apariencia física… ¿Cuál es tu opinión al respecto?
Es normal, pero lo que te puede decir es que si uno se siente bien como uno se ve no importa como te mire la gente (…) Yo leo los comentarios que hacen en mis redes sociales y me sirven para formarme una idea de lo que la gente piensa de mí (…) Me siento feliz con mi cuerpo, me gusta como me veo. A mucha gente le gusta que una mujer se cuide.

¿Cómo te ha tratado el público en general?
Lo normal, siempre me caen mensajes de todo tipo, que que bonita estoy hasta mensajes obscenos que me mandan, incluso fotografías de ellos, pero hay más mensajes bonitos y me gusta porque no solo hombres me escriben, hay mujeres que me admiran y otras que me insultan porque dicen que soy una pervertida porque salgo en minifalda en tele.

HABLEMOS DE HONDURAS

_DSC0079

¿Qués es lo que menos te gusta de Honduras?
La hipocresía, la mentalidad del hondureño, el país a veces es conservador para unas cosas y para otras no. Si el hondureño sale del país, lo digo porque me ha pasado, vas con inferioridad, te sientes menor, pero debemos cambiar eso.

¿Y lo qué más te gusta de Honduras?
Mi país me encanta, geográficamente me fascina, pero si te hablo de la gente (…) hay una masa que son un poco egoístas y negativos, pero hay otro tipo de personas que son bien nobles, me iría a los lugares de tierra adentro.

Si tuvieras la oportunidad de volver a nacer…
Mil veces prefiero nacer en Honduras.

¿Hay algo de Isabel Zambrano que Honduras no conozca?
Me encanta ser bastante organizada con mi tiempo, ya a partir de enero veo que hay que hacer, las horas de entrenamiento, las cuestiones de la maestría que pienso sacar, también quiero sacar un curso de inglés porque quiero aprenderlo full, no sé que proyectos vengan a nivel laboral, pero creo estar preparada para cualquier reto.

Como dice Polache: «¡Qué pedazo de mujer!»

collage

¿Qué se siente ser una mujer atractiva?
Es bonito, tiene sus ventajas y sus desventajas (…) creo que a una mujer le gusta que la deseen, que se sienta sexy, atractiva, hasta el autoestima te sube, pero en el aspecto negativo están las relaciones sentimentales, pues hay que conseguir un equilibrio en ello.

La pregunta del millón: ¿Tenés novio?

“¿Novio? Sí tengo uno, no es formal, pero estoy conociendo a una persona muy especial, me trata bien, me consiente, pero estamos viendo a ver qué pasa, yo soy bien difícil.

¿Por qué te consideras una mujer difícil?
Mirá, profesionalmente mi vida es un éxito, pero emocionalmente no me ha ido bien, siempre he tenido partido el corazón, entonces se puede decir que soy un poco fría, difícil pero es para cuidarme (…) Entonces, la próxima persona que este en mi vida tiene que saber manejar mi forma de ser, porque a veces soy bipolar, a veces estoy cariñosa y a veces estoy enojada, pero es por el estrés de todo lo que hago (…)
Ya no busco una relación de manita sudada o una relación de aventura, si voy a estar con alguien va a ser algo serio.

_DSC0086

EL FÚTBOL

Durante toda la entrevista intenté averiguar a quien pertenece su corazón, si al Olimpia o al Motagua, pero no se quiso dar color, utilizó muy buenas técnicas de evasión, desde llamarme joven apuesto hasta cambiarme repentinamente el tema.

Nos quedaremos con las ganas de saber si es Olimpia o Motagua, o si quizá sigue otro equipo de la Liga Nacional, pero del que si no ocultó su amor fue del América de México.

¿Por qué sos América?
Te diré que por mi hermano, cuando estaba pequeña miraba la camisa amarilla de mi hermano y él siempre decía: «América aquí, América allá», así fue como miré los primeros partidos de fútbol, gracias a mi hermano y el América.

¿Qué te gustó del América?
Me gusta el fútbol rápido que tienen y el estilo de juego que en su momento mostró Cuauhtémoc Blanco.

Hablando de jugadores, un pajarito me contó que admirá a Zlatan Ibrahimovic.

Es mi jugador favorito, no lo cambio por nadie, no porque me guste como hombre, me encanta los goles que anota con esa combinación de artes marciales que hace.

El sol se perdía en el horizonte y la noche llegaba, era momento de despedirnos, ella tenía que ir a trabajar y yo a verla en la televisión, algo que admito no hago, pero ese día tenía que hacerlo sí o sí.

_DSC0033

Ya cuando nos estaba yendo el ingeniero encargado de cuidar el parque, Walter Fletes, se acercó a la ventana del carro para decirnos algo:

«Amigo, solo una cuestión; no pueden salir hasta que ella no se tome una foto conmigo», dijo Fletes.

Tranquilamente Isabel se tomó la foto con él y luego salimos del parque.