Cuando haces historia en un club…

En la actualidad hablar del París Saint-Germain (PSG) es hablar de un buen equipo de fútbol, una institución que se ha plagado de jugadores de gran calidad y que domina a placer el torneo local en Francia, pero aunque no lo crean su historia no siempre ha sido así.

A pesar de ganar las últimas tres Ligue 1 el club parisino no entra en el Top 5 de los clubes con más títulos en el país galo, dicha lista es liderada por el Saint-Étienne, equipo que ha conquistado en 10 ocasiones el torneo. El PSG es el octavo equipo en la lista con 5 galardones obtenidos.

Lo cierto es que en el presente este cuadro es arrollador, no hay nadie que los pueda parar en Francia y uno de los principales pilares para lograr ello ha sido el delantero sueco Zlatan Ibrahimovic.

«Me siento muy feliz de haber estado aquí desde el principio porque es fácil llegar ahora que todo está en su sitio. Estoy muy contento de haber estado entre los primeros que llevaron al club a su mejor nivel», mencionó Ibrahimovic en una entrevista en la web del equipo.

«Es fácil llegar ahora que todo está en su sitio…»
Sin duda Zlatan será recordado como un futbolista leyenda en la institución, desde que llegó al equipo se ha puesto la camisera de «jefe» y ha comandado de gran manera los primeros objetivos del equipo: Darse a conocer y a respetar en Francia.

Los futbolistas que de ahora en adelante lleguen a este equipo se encontraran con una base, sabrán a que llegan, así nacen los clubes grandes, con una organización bien plantada desde la directiva, donde el billete se ha convertido en una parte esencial.

«Sabía que escribiría la historia de este club y continúo haciéndolo. El día que me vaya, podré sentarme, mirar hacia atrás y decirme que yo formé parte de ese proyecto», agregó Ibrahimovic.

El sueco de 34 años de edad llegó a París en el 2012, desde entonces ha marcado goles a lo loco, tanto así que ya se convirtió en el máximo ‘romperedes’ histórico del club, superando.

https://www.youtube.com/watch?v=uWVCab4Ge04