Él quería canchis canchis; ella prefirió «wasapear»

Parece broma, pero no es así. Aunque ustedes no lo crean, una pareja decidió divorciarse horas después de haberse casado.

Así como lo leen: apenas horas de casados tenían y cuando llegó la hora de comenzar su luna de miel, la novia prefirió seguir chateando con sus amigos.

La ceremonia fue celebrada en Jeddah, Arabia Saudita y miles fueron los intentos que realizó el novio para tratar de comenzar una noche larga de pasión después de haberse dado el «Sí acepto». La habitación testigo de las razones por las que este novio terminó pidiendo el divorcio a su esposa.

Un familiar le comentó al diario saudí Al Watan: “El novio intentó acercarse y crear un ambiente más íntimo, pero le sorprendió que ella lo ignorara y no le prestara la más mínima atención por estar chateando”.

“Cuando le preguntó si sus amigos eran más importantes que él, la novia le dijo que sí”, y es que hoy en día este aparato ha venido a mejorar ciertas cosas y a destruir la comunicación entre las parejas.