En Catacamas Motagua conoció a su aficionado más especial…

Las sorpresas pueden llegar de cualquier lugar, y este domingo ha quedado más que demostrado.

En Catacamas, Olancho el Club Deportivo Motagua ha encontrado a uno de sus aficionados más especiales en todo el país, y todo ello gracias a esas bellas casualidades que tiene la vida.

El «Ciclón Azul» tendría que jugar este domingo como local ante el Honduras de El Progreso en el Estadio Nacional, pero desde hace varios días se conocía que trasladaron el juego al Estadio Ruben Guifarro de Catacamas, donde conocieron a José David Salgado Munguía. 

Jose_David_Motagua01
Marlon Licona con José David.

El sábado en el entrenamiento previo al partido el plantel del Motagua recibió la visita de José, quien tiene una de esas historias de vida que te llegan al corazón. La misma fue compartida por la cuenta de Twitter @LOKOXMOTAGUAdonde el aficionado motagüense expresó su cariño con el pequeño.

«Hoy les quiero contar la historia de un gran Motagüense que encontramos en Catacamas», afirma el más loco de todos los aficionados azules.

Según cuenta Loco x Motagua, cuando la madre de José David tenía tres meses de embarazo sucedió algo que nadie se esperaba; en una visita de rutina al médico se le detectó Leucemia, así que ella tenía que tomar una decisión de vida o muerte, ya fuera para ella o para el pequeño corazón que crecía en su interior.

Una historia difícil de contar, pues la madre de José David tenía que decidir si él vivía o no. A ella se le propuso abortar para iniciar con la quimioterapia, ya que si tomaba la decisión de dar a luz a su bebé pondría en riesgo su vida en el parto.

Ella fue valiente y fue dominada por ese amor que solo una madre puede tener, así que tomó la decisión de arriesgar su vida por la de su hijo; 18 días después del nacimiento ella murió, pero José David sentía el palpitar de su corazón.

Jose_David_Motagua02

Hoy José David sufre una parálisis cerebral infantil leve, pero el amor de su familia es tan inmenso lo ayuda a luchar día a día, además de disfrutar de esos placeres que nos da la vida, así como lo es el fútbol.

Este hincha de Motagua se ha ganado el corazón de toda la institución azul, es por ello que compartimos su historia, para que todos conozcan al aficionado más especial que tiene el «Ciclón».