Michael Chirinos; convocado y a la espera de una oportunidad…

Foto de Diario La Prensa.

«Este cipote tiene talento»
«¡Imparable! Nadie puede con él»
«¡Qué partidazo el de Chirinos!»

Esas son apenas algunas reacciones que tienen los aficionados olimpistas cuando Michael Chirinos destaca defendiendo la camiseta blanca, convirtiéndose en uno de los protagonistas del club y en una gran promesa de nuestro fútbol.

Todos vemos un gran futuro en él, y desde hace varios meses le pedimos a Jorge Luis Pinto que lo convocara a la Selección Nacional, pero… ¡El cafetero quería morirse con los suyos!

Al final es cuestión de percepción; el colombiano creía que el jugador no entraba en sus plantes, al menos hasta estos últimos dos juegos de la Hexagonal Final (Primero ante Costa Rica y luego ante México).

Chirinos

Ante las bajas de sus «hombres de hierro» (Anthony Lozano por asuntos médicos, Ovidio Lanza por lesión y Rony Martínez por motivos desconocidos), el técnico Pinto se ha visto en la obligación de hacer dos llamados de emergencia en la zona ofensiva.

El primero fue Rubilio Castillo de Motagua, y el otro fue el pequeño gigante de Olimpia, el jugador de 22 años de edad Michael Chirinos.

¡Su convocatoria es una realidad! No importa el porqué se haya dado ni nada por el estilo, lo relevante es que está en el plantel, y ante ello no queda de otra más que esperar lo que tanto añoraba el jugador… ¡Una oportunidad!

Foto de Diario La Prensa.
Foto de Diario La Prensa.

Y es que a Chirinos no le podemos pedir que salve la Eliminatoria, ya que eso sería irresponsable de nuestra parte y algo más que una locura, así que no nos perdamos.

La clave está en esperar su oportunidad, pues estoy seguro que si le dan minutos de juego nos seguirá sorprendiendo con su buen fútbol, pudiéndose convertir en alguien importante para estos vitales juegos eliminatorios.

No sé ustedes, pero lo veo como un «Ramón Núñez» en las Eliminatorias rumbo al Mundial de Sudáfrica 2010, apareciendo de la nada y dando mucho de qué hablar.

Si juega o no al final la decisión queda en manos de Pinto, así que como aficionados no nos queda de otra más que hacer lo mismo de Chirinos: ESPERAR.