El corazón de Boniek García no cabe en su pecho… ¡Sos grande, hermano!

El mediocampista Boniek García ha sido bendecido por tener una buena calidad futbolística, algo que primero lo llevó al Olimpia y luego al exterior, exactamente al Houston Dynamo de la MLS de los Estados Unidos.

Su salto ha sido muy importante, ayudando a salir adelante a su familia y convirtiéndose en un referente del fútbol nacional en los últimos años, una situación que a cualquier persona le pudo haber movido el piso.

Pero ese es el detalle; Boniek no es cualquiera.

Nuestro compatriota no se ha subido a las nubes ni nada por el estilo, y un claro ejemplo fue lo que hizo el fin de año.

Boniek y su familia recibieron al 2018 en tierras catrachas y aprovecharon su visita para mostrar su lado más humano, ese que en realidad demuestra la personalidad de alguien.

«García regresó a su vecindario infantil de Bella Vista, en las afueras de Tegucigalpa, y trajo ropa y equipo de fútbol a los niños de la zona, así como al equipo hondureño de fútbol para amputados», señala un escrito que el equipo estadounidense hizo sobre la labor social de su futbolista.

El catracho repartió diferentes tipos de regalos, dejando claro que no se olvida de sus inicios en la vida.

Este tipo de acciones las hace constantemente, es por ello que me atrevo a decir que su corazón es demasiado grande y no cabe en su pecho.

Mensaje de Boniek García: 

DSPOqGpUQAA3ivZ

De parte de toda Honduras: ¡Gracias! ¡Sos grande, papá!