¿Escupió o no a un compatriota? Romell Quioto rompe el silencio…

El hondureño Romell Quioto, jugador del Houston Dynamo de la MLS, ha sido el centro de atención en los últimos días, esto por un supuesto incidente donde habría tratado mal a un compatriota.

Según señalamientos en redes sociales e incluso en la página oficial de Abriendo Brecha, el futbolista catracho estaba en una discoteca, cuando observó que alguien le estaba tomando fotos.

Este supuesto «alguien» era un compatriota, y al acercarse a Quioto para pedirle una foto juntos la respuesta habría sido la siguiente: “Ya ratos veo que estas tomando fotografías, ¿con qué permiso?”.

Dicen que el dimes y diretes pasó a más, tanto así que el «Romántico» habría escupido al aficionado y lo habría amenazado con llamar a migración para deportarlo. Bueno, hasta una pistola parece entrar en la historia.

Pero ojo… ¡Quioto ha desmentido todo ello!

Quioto-anota-RH

A pesar de la captura de supuestos mensajes donde denigraba a los inmigrantes, en su cuenta de Instagram Romell Quioto ha publicado un extenso mensaje donde afirma ser inocente de lo acusado.

El motivo de mi mensaje es para aclarar esta situación, la cual no es cierta. Soy una persona que vengo de un hogar luchador en el cual aprendí a respetar a las demás personas tal cual y como son, y mas, si buscan un sueño.

Jamás haría algo así y peor amenazar con reportarlo. Yo no soy perfecto pero jamás haría algo así.

Dios me dio la oportunidad de estar en este gran país (Estados Unidos) y conocer mucha gente buena (…) Siempre va existir alguien que quiera denigrarnos o inventar algo.

De lo más profundo de mi corazón quiero que sepan que eso no pasó mi gente, yo siempre voy a estar para las personas que más lo necesitan.

Foto compartida por @fanly_dynamo (Twitter).
Foto compartida por @fanly_dynamo (Twitter).

Entonces… ¿Escupió o no a un compatriota?

Definitivamente es algo difícil de determinar, pues a ninguno de nosotros nos consta que en realidad haya sucedido, así como tampoco nos consta que no.

En fin, en esta ocasión tendremos que darle el beneficio de la duda, eso sí, si en el futuro aparecen pruebas sobre el supuesto hecho no solo quedará mal parado por su supuesta actitud, sino también como un posible mentiroso.

Ojalá esto no pase a más y todo haya sido un invento; que se concentré en su trabajo con el Houston Dynamo y que siga destacando… ¡Éxitos, Quioto!