Magdaleno lo pidió y Teófimo López se lo dio… ¡Vaya victoria!

Foto de @4MikeyWilliams (Twitter).

Palabras del boxeador mexicano Diego Magdaleno (32 años de edad):

«En esta pelea voy a sacar toda la experiencia que he acumulado y la voy a ganar»

«A Teófimo López le falta mucho, apenas viene comenzando y la experiencia termina pesando»

«¿Dicen que me van a noquear? ¡Qué me lo demuestren! Enséñenme lo habladores que son porque tienen la boca muy grande»

Eso era antes de la pelea ante el estadounidense-hondureño Teófimo López (21 años de edad), sin embargo después de la misma todas esas palabras se esfumaron.

¿No me creen? Bueno, a las pruebas me remito…

Esta noche de sábado en el Ford Center de Frisco, Texas, nuestro compatriota Teófimo López noqueó a Magdaleno, esto a los 57 segundos del séptimo asalto.

Sobre la lucha esto fue lo que escribió el periodista Salvador Rodríguez en el portal web de ESPN:

«En la pelea, López fue amo y señor, tanto así, que se dio el lujo de tirar un golpe por la espalda al que Magdaleno no pudo responder. Toda la batalla fue para el de origen hondureño y su rival nunca tuvo los arrestos para revertir la dirección de la misma al estar abajo en velocidad, boxeo, defensa, poder y movimiento de piernas».

Tras este triunfo Teófimo López llega a 12 victorias después de 12 peleas realizadas, diez de ellas por la vía del KO, la más reciente la de este sábado, por lo que continúa invicto.

De esta manera López se hizo del título de los pesos ligeros de la North American Boxing Federation (NABF), un título regional, pero desde ya se va abriendo camino para lo que quiere: ¡Un título mundial!

Lo único malo de su victoria fue la celebración al final, mostrando un poco de irrespeto a su rival, aunque mencionó que lo hace por el «espectáculo», pues el boxeo es un deporte que también entra en la categoría de entretenimiento.

En fin, lo importante es que ganó y eso nos hace sentir orgullosos, principalmente porque pelea a pelea saca a relucir esa bandera cinco estrellas, dejando claro que aunque tenga la doble nacionalidad le tiene un gran cariño a esta tierra.

¡Éxitos, Teófimo! ¡A por más!