Sonrisa de oreja a oreja en Concacaf… ¡Tienen su final soñada!

Foto de @produDeportivas (Twitter).

La etapa de semifinales de la Copa Oro 2019 ha llegado a su fin, y lo hizo este miércoles con el enfrentamiento entre Estados Unidos y Jamaica.

El ganador de dicha llave sería el rival de México en la gran final, ya que los aztecas el martes eliminaron a Haití por la mínima diferencia en una serie que se tuvo que ir a tiempo extra.

Con los mexicanos ya clasificados, en Concacaf se frotaban las manos para que los estadounidenses hicieran lo suyo, y así sucedió.

  • Semifinales / Copa Oro 2019
    Miércoles, 3 de julio
    Jamaica 1-3 Estados Unidos
    Lugar: Nissan Stadium, Nashville

Desarrollo del Partido:
Jamaica 0-0 USA
Jamaica 0-1 USA (Weston McKennie, 9′)
Jamaica 0-2 USA (Christian Pulisic, 52′)
Jamaica 1-2 USA (Shamar Nicholson, 69′)
Jamaica 1-3 USA (Christian Pulisic, 87′)

Del partido hay mucho qué decir, pero todo se resumen con que los anfitriones fueron superiores. En otras palabras el resultado es justo.

Los caribeños nunca se dieron por vencidos y en su momento incluso metieron en apuros a los locales, pero no pasó a más, por lo que la selección de las barras y las estrellas consiguió su pase a la gran final.


NOTA: El partido se suspendió al minuto 16 por amenaza de una tormenta eléctrica. Luego de casi hora y media de espera el mismo se reanudó.


Es oficial… ¡México y Estados Unidos lucharán por la gloria en la Copa Oro 2019!

No hay duda de que en la Concacaf están con una sonrisa de oreja a oreja, pues desde un principio esa es su final soñada por muchos motivos, siendo el principal de ellos el aspecto económico.

Concacaf_Copa_Oro

¡Ojo! No digo que desde la confederación hay una línea de llevar a ambas selecciones sí o sí a esta etapa definitiva, de lo contrario en las últimas dos finales del torneo no habría estado Jamaica, pero no podemos ocultar que se trabaja de manera estratégica.

Por ejemplo: Para la Copa Oro 2019 no se hizo sorteo de fase de grupos ni nada por el estilo, todo se armó «dedo-cráticamente», colocando a México y Estados Unidos en cuadros diferentes, donde la única manera de verlos enfrentarse sería en la final, tal y como sucederá.

Desde cualquier punto de vista eso no está bien, pero bueno, nos dan atol con el dedo y nadie dice nada, aunque debemos aceptar que una cosa es que la Concacaf armé el torneo como lo hace y otra que las selecciones participantes no hagan lo necesario para eliminar ni a mexicanos ni a estadounidenses.