Estudiante de la UNAH, Andrea Mejía; «La venta de gelatinas es para mi, una oportunidad de vida»

Foto Pavel Aguirre

Hace algunos cuantos días nos dimos cuenta de una historia que se hizo viral por las redes sociales. Esa historia pertenece a Andrea Mejía Zelaya, la estudiante, madre y comerciante que se volvió viral por una fotografía donde se veía vendiendo gelatinas mientras recibía el pan del saber.

Esta fotografía conmovió y motivó a otros a perseguir los sueños pese a las circunstancias. ¿Pero qué hay detrás de esa fotografía?, ¿Quién es Andrea?, ¿Qué hay detrás de la hielera con gelatinas y ¿Cómo se volvió viral?

Todo eso nos contó esta chica luchadora que hoy está siendo ejemplo para muchas otras personas.

Veamos que nos dijo…

Foto Pavel Aguirre

¿Cómo ha sido hasta el momento su vida universitaria?

“Pues ha sido todo muy bonito la verdad, hoy en día aun encuentro compañeros con los que comenzamos la carrera y he podido ver cómo a todos nos cuesta esto, porque la mayoría estudiamos y trabajamos, y a algunos se nos presentó la etapa de ser padres”, comentó Andrea.

Andrea es una joven de 24 años, que al igual que muchos otros jóvenes tienen sueños y metas en la vida, en su caso es lograr graduarse como licenciada en Periodismo de la UNAH.

¿Ha forjado amistades dentro de la Escuela de Periodismo?

“Amistades, amistades, no mucho, soy más de tener compañeros y claro apoyarnos unos a otros” aclaró.

Dijo ser una chica apartada, con pocas amistades, pero que sabe reconocer y agradecer cuando alguien se acerca para ayudar.

Foto Pavel Aguirre

¿Qué es lo que más le llama la atención del periodismo?

“Todo, porque me ha gustado mucho la carrera y me veo trabajando un día en el área del deporte o la de investigación, pero quizás cuando vaya avanzando en la carrera me guste otra área con la que pueda destacar”

Dentro de esta gran historia, debemos mencionar a la persona que se encargó de hacer la fotografía viral, quien es un estudiante de la misma escuela de periodismo y que forma parte de Somos Periodismo, una página informativa de Facebook.

Foto Pavel Aguirre

¿Qué clase estaba recibiendo mientras le tomaron la fotografía?

“Fue en la clase de Derecho Constitucional, que recibo a las 6:00 de la tarde en el C3, ahí fue donde Jeferson Martínez me tomó la fotografía, yo no me di cuenta de esto, pero después me contactó y me dejó saber que había sido él quien me tomó la foto” contó.

Además de estudiante, Andrea también es mamá de una linda niña de dos años, llamada Lia Charlotte, y es precisamente su pequeña uno de los motivos por los que decidió vender gelatinas en la UNAH.

¿Cómo ha sido la etapa de mamá y de estudiante a la vez?

“Al inicio pensé que iba a ser difícil, pero conforme va pasando el tiempo uno se va organizando con el tiempo, yo procuro levantarme todos los días temprano para hacer los quehaceres de la casa, luego hago las gelatinas para venderlas en la ‘U’”, comentó Andrea.

La universitaria se vio obligada al igual que muchas otras personas a ingeniárselas para lograr obtener un ingreso económico con el cual sustentar sus estudios y los gastos de su hogar.

Facebook Andrea Mejia

¿Cómo y por qué surge la necesidad de vender gelatinas en la UNAH?

“Esto surgió en un momento donde mi esposo no pudo conseguir renovación de contrato en el que era su trabajo, que fue para el mes de diciembre y pues lastimosamente ninguno de los dos hemos podido conseguir trabajo y al ver la situación, me senté y pensé por qué no vender gelatinas, además es algo que me queda muy rico”

El negocio comenzó con una venta de gelatinas en casa, pero luego Andrea vio que en la universidad había un buen nicho para poder vender sus deliciosas gelatinas, las cuales han gustado tanto a los estudiantes.

Foto Pavel Aguirre

¿Existieron prejuicios en Andrea al vender gelatinas en la U?

“Nunca, realmente solo pensé en un ingreso económico para mi hogar y al ver la oportunidad e la U, pues lo hice y me ha ido bien gracias a Dios” expresó.

Y es que en verdad hasta se notaba que tenía un cariño especial por sus gelatinas, hablaba de ellas como si hablara de algo tan importante en su vida, quizás nunca imaginó que estas la volverían viral en toda Honduras.

Facebook

¿En qué momento se dio cuenta que la fotografía en la que usted aparece se volvió viral?

“La fotografía salió el miércoles por la noche y yo me di cuenta hasta el jueves en la tarde, cuando salgo de mi casa para la U veo que le pagina de UNAH estudiantes y en Somos Periodismo circulaba una fotografía que me habían tomado de espalda y dije, soy yo, y cuando vuelvo en la noche a mi casa, ya muchas personas sabían” detalló.

Lo cierto es que la foto llegó al celular de un sin número de hondureños, que inmediatamente halagaron el esfuerzo extra que está dando por salir adelante en un sistema que obliga a buscar maneras de subsistir.

¿El momento fue bonito para usted?

“Muchísimo, no lo esperaba, para mí fue sorpresa todo, me sentí alegre porque pensé que las ventas irían aun mejor si las personas me conocían ya. Realmente me he sentido muy alegre desde que sucedió esto” agregó muy conmovida.

Foto Pavel Aguirre

Andrea le ha hecho frente a los retos de la vida, primero se arriesgó al deber universitario, el cual no es cosa fácil, luego tuvo que asumir la responsabilidad de ser mamá porque así correspondía y ahora va en busca de su sueño, que es poder ser una exitosa profesional de la comunicación.

Estamos seguros que lo vas a lograr Andrea, porque eres valiente cuando a diario buscas una forma de salir adelante y porque seguramente lo seguirás haciendo por todo aquello que has soñado.

Mencionamos a Andrea algunas palabras que resumen su vida, y pedimos que contestara en una palabra lo que significan para ella…

La UNAH: Excelente

La Escuela de Periodismo: Fantásticas

Lia Charlotte: Lo más lindo

El negocio de gelatinas: Una oportunidad de vida

Su esposo: Un apoyo

Sus compañeros de clase: Mis fieles compradores

La noticia que se hizo viral: Un sueño