El fin de semana te espera en la «Ciudad de los Vientos» Santa Ana

Francisco Morazán

Todos esperábamos con ansias que el fin de semana llegará, y quizás aun no hay planes de a donde ir para distraernos un rato de todo el estrés y la vida cotidiana de la ciudad. Y por esa razón te traemos hoy una propuesta turística para que salgas y te olvides de todo.

No te preocupes por eso, RadioHouse te propone ir este fin de semana a la famosa ciudad de los vientos, Santa Ana, un lugar turístico de Honduras que se ubica a 31 escasos kilómetros de la capital.

La Prensa

Lo más atractivo de este rinconcito de Francisco Morazán, es su parque de energía eólica que brinda un paisaje majestuoso para aquellos viajeros que se dirigen a algún otro destino del sur del país.

El proyecto de energía cuenta con 63 turbinas eólicas, y son precisamente una de las razones por las que los capitalinos dejan un rato de su fin de semana para ir a tomar unas cuantas fotografías al lugar.

Presencia Universitaria

Pero sus opciones turísticas no acaban en el parque de energía eólica, cuenta también con un Parque Eco-Turístico Los Encuentros, Cuevas de Ayasta, Cueva de la Peña, Cueva Ventana del Diablo, La Laguna del Pescado, La Cruz de Chatarra, entre otros.

Hondudiario

Durante tu visita por Santa Ana también podrás visitar uno de los cerros importantes en el lugar llamado Pico de Ayasta, donde se encuentran ubicadas tres cuevas rupestres de ayasta, mismas que cuentan con  petroglifos que representan figuras humanas y animales.

Si te parece poco, quizás te acabe de convencer, la rica gastronomía y el clima extraordinario con el que cuenta Santa Ana, agregado a esto, desde aquí se pueden apreciar los más esplendidos atardeceres.

En Positivo Hn

Vé con tu persona favorita, o con tu familia a disfrutar de una rica carne asada, lindos paisajes, y un inolvidable atardecer desde el Parque Eólico que es su más lindo e intrigante atractivo turístico.

Honduras Tips

La opción se dio y la invitación está hecha; solo falta que te decidas pasar un buen momento, olvidarte de todo que siempre es necesario para renovar fuerzas. En algún momento todos lo necesitamos.