«¡Salvado por la campana!» – EXPLICACIÓN

¿Les ha pasado que viven una situación incómoda y de repente se escapan de la misma por una llamada telefónica o algo por el estilo?

Algo así como cuando juegas FIFA y sientes que te pueden empatar el partido pero justo el árbitro pita el final, o cuando tu madre o tu padre te regaña por «X» o «Y» motivo pero se le olvida todo porque justo le cayó una llamada que tuvo que contestar, entre muchos otros ejemplos.

En todos ellos hay una frase específica que queda como anillo al dedo, la cual me imagino han utilizado o al menos han escuchado; me refiero a…

«¡Salvado por la campana!»

¿Por qué decimos esa frase? ¿Dónde nació? Bueno, llegó el momento de conocer la respuesta de esas preguntas.

De entrada solo les adelantamos que su origen no tiene nada que ver con la popular serie «Saved by the Bell» (Salvado por la campana) que se emitió entre 1989 y 1993, así que descarten esa opción por si la habían pensado. Ahora sí, vamos a los detalles.

EXPLICACIÓN

Según los registros, hay dos teorías sobre el nacimiento de esta expresión. La primera nos ubica en el último cuarto del Siglo XIX (19), y está relacionada directamente con el boxeo.

Con el fin de evitar tanta agresividad en las peleas, se agregaron varias directrices, y una de ellas era detener la acción cuando sonara una campana, ya que con ello se avisaba que el asalto había finalizado. Muchos fueron quienes estando a punto de perder un combate fueron salvados por la campana, y al reanudarse el mismo incluso terminaron ganando.

Esta teoría relacionada con el deporte es la más aceptada, pero existe otra que también tiene lógica, aunque es más oscura que la anterior.

Esa segunda teoría señala que a mediados del Siglo XIX (19) se crearon ataúdes que llevaban incorporada una campana, la cual quedaba en la superficie y podía ser tocada desde el interior. Todo esto se dio por una serie de casos de catalepsia en la época.

Obviamente antes no disponían de los avances médicos que tenemos ahora, por lo que una catalepsia en muchas ocasiones fue interpretada como un fallecimiento, haciendo que enterraran viva a la persona.

Por tal razón muchos solicitaban ese ataúd con campana, ya que si despertaban podían hacer sonar la misma para dar a entender que estaban vivos.

No existe registro alguno de que una persona se haya salvado por tocar la campana, lo que sí es un hecho es que en varias oportunidades se desenterraron ataúdes, y en ellos se podían observar signos de que la persona había intentado salir.

Bien, esas son las dos teorías sobre el origen de la expresión «¡Salvado por la campana!». No se puede asegurar cuál es la correcta y cuál no, pero repito, la más aceptada es la que está relacionada con el boxeo.

SIGNIFICADO DE LA FRASE EN LA ACTUALIDAD
Expresión que se utiliza para indicar que alguien ha conseguido librarse de un peligro o una situación incómoda en el último instante.