¿Por qué no jugó en Motagua? Luis Garrido lo aclara todo…

Foto del diario El Heraldo.

¿Se acuerdan de aquella fea lesión de Luis Garrido con la Selección Nacional de Honduras ante México en el Estadio Olímpico? Me imagino que sí, y justamente con eso comienza esta historia.

La ficha del mediocampista pertenecía en aquel entonces al Olimpia, equipo que de alguna manera le habría dado la espalda al considerar  que no sería el mismo si se llegaba a recuperar.

¡Ojo! Esto no lo estoy inventando ni nada por el estilo, fue el mismo Garrido el que recientemente lo contó en un Instagram Live, y lo hizo con las siguientes palabras:

«¿Qué les digo? En Olimpia fue difícil momento. Cuando me lesioné, me echaron, ellos me corrieron. No creyeron en mi recuperación, dijeron que mi contrato había terminado y en realidad tenía año y medio de contrato», mencionó.

Y es en este punto donde entra otro protagonista… ¡El Motagua!

Al verse descartado por los blancos Luis Garrido buscó refugió en otro club, y fue el conjunto azul el que le abrió las puertas para que terminara su proceso de recuperación.

Todo iba bien y parecía un hecho su incorporación al equipo dirigido por Diego Vázquez,  pero todo se vino abajo. Ahora el mismo jugador explica qué sucedió:

«Cuando en Olimpia vieron que me fui para Motagua y que jugué el amistoso contra River Plate ya recuperado en Orlando, fueron al TNAF y dijeron que ‘fue un error nuestro y pide que lo cumpla’, y que si peleaba más tiempo me quedaría sin jugar y eso no me convenía porque venía de recuperarme, pero Olimpia me hizo una mala pasada, eso no se le hace nadie y no se lo deseo nadie», agregó.

Todo ello de alguna manera era un secreto a voces, pero el mismo futbolista que hoy pertenece al Córdoba de España se ha encargado de hacer públicos los detalles.

Por cierto, Garrido se recuperó de aquella lesión en ocho meses, poco tiempo tomando en cuenta la magnitud de la misma, y lo más importante de todo es que continúa su carrera como si nada hubiera pasado. Sin duda alguna un guerrero.