Espíndola y Maidana aclaran supuesta «riña» en redes sociales

Es un hecho que las redes sociales han tomado protagonismo en la vida del hombre, principalmente en momentos como el actual, cuando la mayoría estamos en casa para evitar el contagio masivo del coronavirus.

Ya sea por entretenimiento, información o cualquier otra cosa las personas entran a Facebook, Instagram o Twitter, encontrándose casi de todo, hasta peleas falsas de futbolistas.

¿A qué me refiero? Bueno, el detalle es que de un momento a otro un supuesto «tweet» de Esteban Espíndola del Marathón dio mucho de qué hablar, pues en él señalaba la «riña» que tiene con su compatriota Cristian Maidana y de paso le tiraba una «chinita» a su exequipo, el Olimpia.

«Mi rivalidad con Maidana es más grande que todo Olimpia, no tengan duda de eso. Maidana lo único que aporta son caños, más nada», habría escrito el defensor sudamericano.

Muchos se sintieron ofendidos y comenzaron a escribirle a Espíndola, sin darse cuenta de que se trataba de una CUENTA FALSA, algo que el mismo jugador aclaró desde su cuenta real.

«Anda una cuenta falsa publicando cosas que no son reales haciéndose pasar por mí. Me acaba de llegar esa captura así que aquí queda desmentido lo que publicaron en Facebook, ese no es mi Twitter. Buenas noches», mencionó Espíndola.

También Cristian Maidana hizo referencia a lo sucedido y respondió la aclaración de su compatriota, demostrando que entre los dos no hay problema alguno.

«Tranqui @EspindolaLopez nosotros sabemos cómo nos llevamos. Siempre hay gente que busca problema. ¡Un abrazo grande crack! 👍🏾 pronto nos veremos si Dios quiere», apuntó el futbolista del Olimpia.

¡Eso sí! No podemos olvidar que en su momento tuvieron un pequeño inconveniente, y fue exactamente en la victoria de los blancos 5-0 en el estadio Nacional por la Jornada 9 del Clausura 2020.

En ese partido el «Viejo León» superó con autoridad a su rival, y en los momentos de cierre Maidana realizó una de sus jugadas de fantasía, algo que provocó reclamos por parte de Espíndola al verlo como un tipo de burla.

Pero claro, eso sucedió por la calentura del momento. La realidad es que no hay problemas entre ambos, así que como dicen por ahí: «No le busquen tres pies al gato«.