Ex empleado de Power Chicken; «Siempre estaré agradecido con don Roberto y su familia»

La pandemia del Covid-19 parece ser algo más que un virus que amenaza con la salud de todo el mundo entero. La pandemia del Coronavirus ha afectado la economía de muchos países dejando como resultado una gran ola de desempleo mundial.

Los hondureños llevamos más de un mes en confinamiento y en el transcurso de este tiempo hemos podido ver cómo muchos compatriotas han quedado sin empleo, unos por despidos inmediatos, otros porque simplemente la economía ya no alcanza para pagar sus salarios.

La Prensa

Una de las empresas de comidas que tanto ha llamado la atención durante este tiempo de desempleo masivo, es Power Chicken, donde su propietario Roberto Contreras más que llamar la atención recibió la admiración de muchos por anunciar que haría lo posible para no despedir a sus empleados.

Después de varios días de la crisis, Contreras se vio obligado a cortar a sus empleados porque no tenía el dinero para poder pagarles, sin embargo ellos dicen estar agradecidos por el apoyo brindado desde que comenzó la crisis.

Conversamos con Henrry Yovany Ferrufino, un ex empleado agradecido con la empresa por el apoyo y la nobleza de sus propietarios…

¿Cuánto tiempo llevaba trabajando en Power Chiken?

“Tenía solamente 6 meses de trabajar en esta empresa, pero de lo que llevaba ahí todo el ambiente era muy agradable y siempre habían personas que lo motivaban a desempeñarse cada vez mejor” contó Henrry.

¿Cómo es don Roberto con sus empleados?

“A él solo una vez lo logre ver, pero desde que empezó la crisis siempre nos hizo saber su apoyo y nos informó sobre sus estrategias para no cortar a ninguno de sus empleados, lastimosamente fue algo que salió de sus manos” dijo.

El Periodico

¿De qué manera le ayudaba el dinero que obtenía por su trabajo en este comercio?

“Nuestro salario mínimo era de 11, 363 lempiras y esa cantidad se nos daba en dos pagos de forma quincenal y pues la verdad que si es un dinero que al menos a mí me ayudaba para aportar en mi casa y a mi familia” detalló.

¿Qué pensó o qué sintió cuando fue anunciado el despido?

“La verdad que fue algo de esperarse, yo estaba preparado porque había ahorrado, pero sí, a muchos nos afectó la noticia, muchos de mis compañeros inmediatamente se preocuparon y se pusieron tristes” contó el ex empleado.

La Prensa

¿Don Roberto prometió renovar contratos cuando el confinamiento pase?

“Sí él dijo que haría todo lo posible por renovar los contratos, él pidió la información de todos los empleados que ya no iban a seguir laborando” dijo Henrry.

¿Cuándo fue el último día que estuvo laborando para Power Chiken y que es lo que hace ahora sin empleo?

“Mi último día fue el 14 de abril, y ahora me encuentro en la casa guardando cuarentena y esperando el día que todo esto pase para seguir haciendo lo de siempre y ganando el pan de cada día” comentó.

¿Hasta qué día calcula que alcanzará el dinero con el que cuenta?

“Tengo dinero nada más para dos meses, porque estuve ahorrando, pero sí hay muchos de mis compañeros que están preocupados porque hay deudas que pagar y familias que alimentar” expresó.

¿A pesar de todo Henrry se siente agradecido por el apoyo de parte del propietario de Power Chicken?

“Claro que sí, don Roberto es alguien esperanzador, siempre invita a luchar, ahorrar y a persistir y pues sus tratos y el de su familia siempre son pensando en el bienestar de sus empleados. Y en cuanto a lo del corte de personal creo que todos somos conscientes que es algo que él no quería ni esperaba” concluyó Henrry.

Al igual que Henrry son muchos los que hoy están en sus casas deseando que todo esto por fin termine y poder buscar un trabajo con el cual seguir cubriendo las necesidades. Es claro que la pandemia del Covid-19 tiene a muchos de brazos cruzados e incluso tiene a muchos sin tener algo que llevar a la boca.

La situación es preocupante y alarmante, Henrry agradeció una y otra vez a don Roberto Contreras, este propietario que siempre se vio del lado de sus empleados, pero lastimosamente a veces las cosas no salen como se esperan.

El Tiempo

Esto nos llama a ser solidarios unos con otros, si tenemos algo que compartir hagámoslo hay muchos que en estos momentos están sufriendo crisis de ansiedad y depresión por la falta de un empleo y por ende una entrada económica para ayudar con el sustento en sus hogares.