Josec perdió la pelea, pero se ganó nuestro respeto…

Foto de @trboxeo (Twitter).

Una velada boxística se desarrolló este jueves en el MGM Grand de Las Vegas, Estados Unidos, y aunque en un principio la pelea estelar era la de José Pedraza contra Mikkel LesPierre, la misma se tuvo que cancelar, ya que un miembro del equipo del norteamericano dio positivo a la prueba del coronavirus.

Por tal razón los organizadores debían buscar un nuevo enfrentamiento de la cartelera para cerrar la noche, y se decidieron por el duelo entre el estadounidense Gabriel Flores Jr. y el hondureño Josec «Escorpión» Ruiz pactado a las 133 libras (Peso Ligero).

Lamentablemente para nuestros intereses el resultado no fue el mejor. Luego de los diez asaltos programados por decisión unánime fue Flores el que se quedó con la victoria (100-89), ampliando su invicto profesional a 18 triunfos, mientras que el catracho sumó su tercera derrota, agregándola a su registro de 21 peleas ganadas y tres empatadas.

https://youtu.be/q29e0FxT2ec

Para muchos será fácil criticar al «Escorpión» Ruiz por perder esta pelea; señalarán lo que le hizo falta, lo superior que se vio su rival y demás, pero créanme, avanzar cómo lo ha hecho en el mundo del boxeo tiene mucho valor.

¿A qué me refiero? ¡Sencillo! Él literalmente comenzó desde cero, a diferencia de su contrincante y demás pugilistas que desde muy jóvenes trabajan para resaltar en el cuadrilátero, teniendo todo el apoyo necesario para ello.

A Josec le ha tocado nadar en contra de la corriente, ha afrontado dificultades enormes, pero como todo un campeón no se ha dado por vencido, y gracias a ello hoy sí ya es un profesional del deporte.

Y bien, es cierto, perdió, pero se ganó nuestro respeto, no solo por haber llegado adónde está, sino también por no tirar la toalla, pues acepta la derrota con deportividad y ya piensa en el futuro.

MENSAJE DEL «ESCORPIÓN» TRAS LA PELEA:

No puedo describir cómo me siento. No pudimos tener la victoria como queríamos, pero con humildad acepto mi derrota, mi rival fue mejor. Sin embargo mi camino no termina aquí, me volverán a ver más fuerte, aún me falta mucho por aprender y seguiré trabajando.

Gracias a mi equipo #WRAM, #MOROS_GYM, #M&R, por confiar en mí y por el apoyo, gracias a mi mánager William Ramírez y mi entrenador Moro Fernández. 

Gracias a mis seguidores por sus palabras de apoyo, a mi familia que siempre está conmigo. Estamos bien Gracias a Dios, ésta es la historia de mi vida, caer y levartarme; ya me levantaré…

La honra y gloria sea para Dios, en las buenas y malas.


Las palabras de Josec demuestran su compromiso, y eso definitivamente tiene mucho peso.

¡Ánimo, «Escorpión»! A la próxima todos volveremos a estar ahí, mandando buenas vibras en tus combates.