Estos son los mejores destinos turísticos para realizar aviturismo en Honduras

Foto: Pavel Aguirre

El aviturismo también llamado Turismo Ornitológico o de observación de aves consiste principalmente en la búsqueda, observación e identificación de las aves, mientras se disfruta de la naturaleza en el hábitat donde estas se encuentran. Honduras es uno de los países, que a pesar de no tener un territorio tan extenso, contiene diferentes hábitats que albergan cientos de pájaros.

La observación de aves es una actividad amigable con el ambiente, ya que implica la conservación integral de los ecosistemas. Brindando un conocimiento amplio de las diferentes zonas naturales del país, donde viven, crecen y procrean una gran cantidad de animales que pertenecen a la fauna de la nación.

Fuente: Asho

Es por eso, que hoy les compartimos las mejores zonas de Honduras para observar aves según la Asociación Hondureña de Ornitología (ASHO), quien es el ente encargado de educar y promover la investigación científica y conservación de las aves de Honduras.

  • Joya de los lagos

En este sector se registran un aproximado de 500 especies de aves, convirtiéndolo en uno de los sectores más apropiados para poder disfrutar de esta actividad. El corredor Joya de los lagos está integrado por área de suma importancia, como el sitio Ramsar Lago de Yojoa, Parque Nacional Azul Meámbar (PANACAM), y el parque Nacional Montaña de Santa Bárbara.

Foto: Pavel Aguirre
  • La Ceiba y zonas aledañas

La Ceiba y sus alrededores son un paraíso para la observación de aves en la costa norte. En este lugar habitan más de 470 especies, los cuales viven en este sector incluyendo los municipios de Jutiapa y El Porvenir. En esta zona se podrán observar una mayor cantidad de aves en 3 zonas protegidas que tiene el país: Parque Nacional Pico Bonito, con senderos en el río Cangrejal y el río Zacate, El Refugio de Vida Silvestre Cuero y Salado y el Parque Nacional Nombre de Dios.

  • Gracias Lempira

La zona de Gracias Lempira registra alrededor de 350 especies, las cuales se pueden disfrutar mientras se recorre el imponente Parque Nacional Montaña de Celaque y otras áreas protegidas como el Refugio de Vida Silvestre Montaña de Puca y la Reserva Biológica Volcán Pacayita. Del mismo modo, se puede observar aves en los senderos que rodean Río Grande. En toda la zona se puede buscar al ave endémica de Honduras, el colibrí esmeralda (Amazilia Luciae).

Foto: Pavel Aguirre
  • Copán Ruinas

Las aves fueron parte de la cultura maya y alrededor de 320 especies adornan este destino histórico cultural. Este emblemático lugar fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1980. Este emblemático lugar incluye mucha historia, y puedes disfrutar de las guaras rojas, ave nacional de Honduras y hacer una visita en el parque de aves y reserva natural Macaw Mountain.

  • Marcala, La Paz

Este destino ha ido creciendo en los últimos años. Los diferentes grupos que pertenecen a la asociación han registrado hasta la actualidad unas 325 especies. La Zona Productora de Agua Reserva el Jilguero y sectores destacados como el bosque Las Trancas y El Rifle son de suma importancia para esta actividad. Este destino se encuentra en la vertiente del pacífico y situado próximo a El Salvador, lo que vuelve este sector más interesante por la migración de aves.

Foto: Pavel Aguirre
  • Golfo de Fonseca

Choluteca, San Lorenzo, Amapala, Marcovia y San Marcos de Colón son los 5 municipios que comprenden el conocido distrito turístico del sol. En esta zona las personas tienen oportunidad de observar más de 400 especies en todo el año. Destacándose en lugares como playas, humedales y otro tipo de ecosistema.

Para más información u orientación de estos destinos, pueden comenzar a seguir y enviar un mensaje a la página de Facebook de la Asociación Hondureña de Ornitología (ASHO), quienes es el ente encargado de realizar diversas actividades para orientar a la población en el tema de aviturismo.