Honduras abrirá las fronteras terrestres con El Salvador, Guatemala y Nicaragua

Fuente: La Prensa

Autoridades hondureñas han dado a conocer que, entre el 9 y 12 de octubre, irán abriendo las fronteras terrestres que fueron cerradas debido a la crisis sanitaria. Actualmente, varios sectores del país se encuentran en fase de una reapertura inteligente, teniendo la oportunidad de volver a sus actividades bajo las medidas de bioseguridad correspondiente.

Esta decisión de volver abrir las fronteras se hace con el fin de reactivar el turismo y la economía, la cual ha sido muy afectado durante estos meses, ya que se ha dejado de percibir grandes cantidades de dinero. «Según el plan de activación serán abiertos los puntos fronterizos que tenemos con Guatemala, Nicaragua y El Salvador», manifestó Carolina Menjívar, miembro Instituto Nacional de Migración.

Fuente: Proceso HN

Las personas que viajen a Honduras deberán cumplir los requisitos establecidos en la Ley de Migración y Extranjería; presentar una prueba de coronavirus negativa, dichas pruebas deben contar con un nivel de calidad del 85 por ciento como lo determinó la Secretaria de Salud.

Además, se exigirá el uso obligatorio de la mascarilla tanto para los ciudadanos como para los empleados del INM. Asimismo, los ciudadanos deben respetar las distancias establecidas con el personal de migración, con el fin de evitar cualquier contagio entre las personas.

Fuente: Gautemala.com

Del mismo modo, la directora del Instituto de Migración anunció que entre el 18 y 27 de octubre se reanudará el transporte internacional terrestre de pasajeros. Con esto se espera que personas de otros países puedan llegar al país y realizar turismo bajo las medidas de bioseguridad correspondientes.

El país inició a finales de agosto una reapertura gradual, bajo medidas sanitarias, del turismo, que estuvo paralizado totalmente desde marzo a raíz del cierre de fronteras, como parte de la primera fase de la reactivación económica. La funcionaria pidió a los viajeros a utilizar la plataforma de prechequeo migratorio como una herramienta para no usar «papelería para evitar el contagio del covid-19».