Cuadros de pintura, calzado o mascarillas personalizadas… un gran futuro para el artista Betto Barralaga

Betto Barralaga es un joven amante del arte; ya sea pintura, música, baile y literatura. Nació en Tegucigalpa y a sus 23 años de edad, es un artista plástico muy talentoso y reconocido a nivel nacional e internacional, con su estilo pop capta la atención de profesionales y amantes de la pintura.

Viene de una familia de artistas donde la pintura recorre sus venas, donde los pinceles son sus dedos, que crean tan maravillosas obras de arte, que deslumbran a quienes contemplan este nuevo concepto, de múltiple colores, llamativo e innovador.

A una edad muy temprana sabía cuál era su pasión, «la pintura», con esfuerzo, dedicación y con la ayuda incondicional de su padre que ha estado en todo momento, ha logrado salir adelante. En su memoria guarda recuerdos que lo hacen feliz, uno de ellos es sus primeros destellos con el pincel.

¿A qué edad comienza esa pasión por la pintura y el dibujo?

Empecé a los 7 años a dibujar y pintar, a hacer todo lo que tiene que ver con el arte, incluso hasta la escultura. A los 14 años gané una mención de honor, también una media beca para estudiar arte en el extranjero, pero por falta de dinero no la pude obtener.

¿Recuerda cuáles fueron sus primeros dibujos?

El primer dibujo que hice fue un regalo de cumpleaños para mi papá, era un pato en un lago, me quedó muy bonito aún mantengo la foto de mi primer cuadro.

¿Qué consejos te ha brindado tu padre para poder perfeccionar o mejorar?

Es más que mi padre, es mi maestro, me enseña a como desenvolverme en las entrevistas a como presentarme con los clientes, recuerdo un consejo que nunca se me va a olvidar “no es artista el que se la cree sino al que se lo dicen” no importa el talento sino la actitud en el trabajo es donde se encuentra la inspiración.

Criticado por unos y admirado por otros artistas, Betto ha sabido darle un equilibrio a lo negativo y positivo de los juicios que hacen sobre su estilo, esto no lo ha detenido, le ha servido para seguir mejorando como profesional, hoy gracias a esos esfuerzos y sacrificios lo convierte en el artista y padre a nivel nacional de esta nueva expresión de POPART.

¿De los pintores clásicos o modernistas a cuál admiras y por qué?

Uno de los pintores que más admiro y no es porque sea mi padre, la verdad es un gran artista, para mí es el mejor del mundo, lo demuestra en la parte técnica y en la parte como ser humano. Hay otro artista hondureño que admiro es Cicerón, revolución del arte en nuestro país en la parte moderna nadie había tenido la actitud de revolucionar en Honduras.

¿Cómo fue su experiencia en Bellas Artes?

Estuve por 3 meses en la Escuela de Bella Artes, pero los maestros me decían que no tenía talento, que no era buen artista, que nunca tendría el éxito de mi padre y eso me hizo sentir mal, pero me motivó para seguir adelante, me gustaría ver a esos maestros ahora.

¿Qué significado tiene el arte en tu vida?

El arte tiene mucho impacto en mi vida. Gracias al arte puedo soñar y creer en mí mismo, creo que si no fuera un artista no sé qué haría, no sé si tuviera sueños o metas, no podría ser una persona libre, estoy convencido de que el arte me permite ser libre en todos los campos, aunque siendo sincero para aprender hay que sufrir y creo que ser un artista no es fácil. Yo crecí en el arte, seguiré en el arte y moriré siendo un artista.

La mayoría de sus obras son inspiradas en esos personajes que han marcado esa etapa maravillosa de nuestras vidas, la infancia, mientras nos despertábamos por la mañana o cuando era la hora de almuerzo, los observábamos en nuestros televisores y al plasmar estos seres animados en sus cuadros genera un sinnúmero emociones y sentimientos, producto de su gran talento y creación de este tipo de obras lo han llevado a colaborar con la Fundación del Niño Con Cáncer.

Hace 8 años tuvo una hermana que se llamaba Valentina, ella tenía cáncer, fue paciente de la fundación, él y su papá fueron testigos de todos los gastos que hacía la fundación para ayudar a todos los niños que reciben ayuda de este centro de asistencia médica.  Desde el 2015 han venido trabajando con proyectos de la fundación, creando murales y espacios culturales para los niños y ahora ayudan con la elaboración de mascarillas que puedes obtener por una aportación mínima de 150 lempiras.

¿Qué significa el formar parte del proyecto de mascarillas de la Fundación del Niño Con Cáncer?

Tiene un gran significado formar parte de este proyecto, esto yo no lo hago por impresionar, ni para obtener fama, lo hago para inspirar a los niños pues hay muchos de ellos que les gusta el arte, pintar y dibujar, incluso hay varios niños que me impresionan dibujando, la verdad que me gusta inspirar a todos los niños y me gustaría verlos ya como profesionales, ellos se sienten identificados con este arte.

¿Háblanos sobre el proyecto de personalización de tenis?

Este es un proyecto al cual le llevo mucha fe, es algo nuevo en Honduras y creo que nadie lo está haciendo, y con esto puedo hacer algo grande.

¿Qué otros proyectos tienes en mente?

Hay un proyecto entre los meses de noviembre o diciembre todo depende de como siga esta situación, pero es el lanzamiento de vinos, en el cual diseñaré la botella, también diseñaré unas cajas, será una exposición genial de serigrafía y para los clientes que compren las primeras 10 cajas les haremos un regalo, será un cuadro mío, son ediciones limitadas. En un momento me sentí triste porque se vinieron a abajo otros proyectos, unas exposiciones en el extranjero que se suspendieron por la pandemia y esperamos retomar pronto uno de esos proyectos es una explosión en Miami, Estados Unidos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Con el maestro de maestros. @rosselbarralaga Foto vieja

Una publicación compartida de Betto Barralaga (@bettobarralaga) el

¿A nivel nacional e internacional tienes proyectos o colaboraciones con otros artistas?

Para el mes de diciembre viajaré a Guatemala hay una exposición con una galería muy reconocida, cuando me dieron esta noticia me sentí muy alegre porque van a participar artistas centroamericanos que jamás pensé que compartiría con ellos.

¿Qué positivo saca de esta pandemia?

En lo personal me he destacado mucho en la parte artística, he tenido mucha aceptación por parte del público y colaboraciones que están viendo en que ayudas se pueden dar por lo del COVID-19, varios clientes me han llamado y que les ha encantado mi arte y eso me alegra. También me he dedicado a pulir mi arte, he compartido más con mi familia y he sabido administrar más el dinero.

Betto utiliza una figura muy representativa en sus obras de arte, el sol, tiene un significado muy sentimental y profundo en su vida, el sol irradia luz, es un nuevo comienzo, un día en el que podemos brillar, el sol da esa esperanza de seguir creciendo en nuestras diferentes áreas, el sol es vida y felicidad.

¿Cómo se ve en unos 5 años?

Me veo casado, en el extranjero y con mucho éxito, yo con una casa y con más experiencia en el arte, me cuesta imaginar, porque tengo muchos planes, concretar mi marca en una tienda de ropa, mi propia galería solo para el estilo de mi arte y exponiendo en otros países a nivel internacional.

Un consejo para la juventud hondureña…

No existe la suerte, hay muchos que piensan eso y no es así, todo se logra trabajando hay muchas personas que pierden su tiempo con la tecnología no saben utilizar esta herramienta que es de mucha ayuda, porque yo sin la tecnología no estuviera ni en la mitad de donde estoy, hay que saber invertir bien el tiempo, somos una generación de cristal que todo le afecta, hay que tener más carácter, dar más de nosotros y creer en sí mismo que todo se puede con amor y esfuerzo.