Elaboración de coronas del Día de los Muertos; un oficio heredado a través de los años

El pueblo hondureño es muy apegado a sus tradiciones. Por varias generaciones, los adultos han ido inculcando una gran variedad de costumbres autóctonas del diario vivir de los más jóvenes, teniendo como resultado, que ellos también vayan pasando los conocimientos a sus hijos, volviendo varias actividades en un ciclo, que aún se mantienen vigentes y lo seguirán siendo por muchos años.

Un claro ejemplo de lo antes mencionado, es la celebración del Día de Muertos o Día de Difuntos, la cual, gran parte de la ciudadanía de nuestro país celebra con mucho regocijo, visitando los diferentes campos santos, donde descansan los restos de sus amigos, familiares y seres queridos.

En Concepción de María en el departamento de Choluteca, los preparativos para el día de difuntos inician varias semanas antes de lo esperado. María Elisa Sánchez y Héctor del Carmen Benítez Laínez, por varios años han sido los encargados de elaborar arreglos para las tumbas de los difuntos en este municipio.

Hace aproximadamente 40 años la familia vio una oportunidad y la aprovechó. La madre de Héctor fue quien inició a elaborar las famosas coronas de papelillo y de palma hace varias décadas, logrando la satisfacción de los familiares que visitan el cementerio en estas fechas, que hasta el día de hoy  la familia sigue el legado de quien inició en este rubro de confección de coronas para estas fechas especiales.

«Mi madre fue quien desde muy pequeños nos enseñó a trabajar, nos inculcó este oficio que hasta el día de hoy continuamos haciendo. Iniciamos en esto como medio de poder subsistir y así poder obtener un dinero extra», mencionó a RadioHouse don Héctor.

El 1 y 2 de noviembre son los días que más se venden en el pueblo. El primero de noviembre se celebra el Día de los Santos Difuntos, donde se visita las tumbas de aquellos infantes que fallecieron y seguidamente, el 2 de noviembre se conmemora el Día de los Difuntos o Difuntos Adultos.

Héctor y su esposa venden un aproximado de 600 coronas para estas fechas, estas son confeccionadas a mano y son elaborados de papelillo, papel celofán, cinta decorativa para chongos y utilizan elementos que provee la naturaleza como bejucos, varillas de bambú y a varios diseños se les agrega alambre.

La gente encarga coronas, palmas y otro tipo de diseños. Los precios varían depende el tamaño y los materiales. Las más caras rondan el precio de los L.400 y las más baratas los L.100, acomodándose a la capacidad económica de todos sus clientes.

A pesar que este año ha sido muy atípico, los encargos de los diferentes arreglos se han mantenido. Una gran parte de la población en el municipio de Concepción de María y del país estará visitando las tumbas de sus familiares, para poder venerarlos, así como lo han venido haciendo en los últimos años

No está de más decirles, que si visitarán los campos santos, siempre utilicen la respectiva mascarilla, mantengan su gel de manos y un constante lavado de manos, ya que la crisis sanitaria sigue afectando los 18 departamentos del país y todo el mundo.