Jugador de San Marino: «Es difícil explicar lo que sentimos con solo marcar»

Gol de San Marino ante Lituania en 2015 (Perdieron 2-1 el juego). Foto de cnnespanol.cnn.com

Thomas Müller, futbolista alemán, en 2016:
«Jugar contra San Marino no tiene nada que ver con el fútbol profesional. No entiendo el sentido que tiene jugar partidos así».

Muchos en el mundo comparten su opinión, por eso es muy común encontrarse en redes sociales con comentarios muy parecidos y quizá más agresivos, como por ejemplo: «¡Esa selección no sirve!», «¡Deberían dedicarse a algo más!» y «¡¿Por qué siguen jugando al fútbol?!», entre otras cosas.

Todos ellos parecen tener la razón, principalmente si revisamos las estadísticas, ya que después de disputar 173 encuentros en su historia, San Marino ha sufrido la increíble cantidad de 166 derrotas, sumando seis empates y apenas una victoria (1-0 en amistoso ante Liechtenstein en 2004) en sus duelos restantes.

Entonces… ¿Por qué siguen jugando a este deporte?

Alemania 8-0 San Marino (Eliminatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018). Foto de infobae.com

A veces nos enfocamos tanto en el «ganar y perder» que nos olvidamos casi por completo de la verdadera esencia del fútbol, un juego que provoca una montaña rusa de emociones, dando paso a una pasión que se vive y se siente de diferentes maneras en cada país, y San Marino no es la excepción.

Para intentar entender lo que significa el rodar de un balón en dichas tierras me puse en contacto con Adolfo Hirsch, un argentino naturalizado que forma parte de la que muchos consideran «la peor selección del mundo». A continuación todo lo que nos contó.

¿CÓMO LLEGA UN ARGENTINO A LA SELECCIÓN DE SAN MARINO?

«Conseguí la nacionalidad por mi rama materna, y al ver que en Argentina no encontraba mucho espacio decidí emigrar a San Marino. En 2009 me encontraba en el país jugando en el campeonato local y cuando me lo propusieron no lo dudé, la posibilidad de jugar en torneos internacionales, competir contra las mejores selecciones de Europa y tener el desafío de comenzar desde tan bajo para crecer día a día me entusiasmo muchísimo. Sabía que la posibilidad de formar parte de una selección de Argentina o volver al fútbol de allá era muy complicada, así que decidí probar suerte acá y no me arrepiento, siempre trabajo para mejorar». 

Adolfo Hirsch ante Rooney en partido entre San Marino e Inglaterra disputado en Wembley (Ganaron los ingleses 5-0 en 2014). Foto de clarin.com

SOLO HAY TRES FUTBOLISTAS PROFESIONALES EN LA SELECCIÓN: 

«En este momento solo tres chicos se dedican totalmente al fútbol, después los demás hacemos algo, o estudian o trabajan. En mi caso trabajo, lo hago en una empresa que se dedica a hacer muebles y artículos para la casa, hace diez años que trabajo ahí. Queda poco tiempo porque hay que hacer espacio para el trabajo, los entrenamientos y la familia, pero estoy contento, es un sacrificio lindo que disfruto mucho. En la selección hay un poco de todo, la verdad es que llevamos una vida normal como la de cualquier persona, solo que también jugamos fútbol».

TRABAJO POR LA MAÑANA Y PARTIDO ANTE BÉLGICA POR LA NOCHE…

“Llevar ambas cosas de la mano ha sido difícil, y por eso me han pasado algunas situaciones que para otros jugadores en el mundo son atípicas, por ejemplo me ha tocado trabajar toda la mañana y en la noche jugar contra Bélgica en el estadio de San Marino. En otra oportunidad fuimos a jugar a Bielorrusia un sábado, y de Bielorrusia teníamos que ir a Luxemburgo para jugar un martes; me pasó que solo pude jugar el primer partido, ya que el lunes debía presentarme al trabajo sí o sí porque faltaba personal, había gente que estaba enferma. Me permitieron ir a jugar el primer partido y el domingo tomé un avión solo para ya el lunes poder estar en la empresa”.

Adolfo Hirsch suma 11 años viviendo en San Marino. Foto de enganche.com.ar

Adolfo, hay algo bastante curioso que tiene la selección de San Marino, y eso es que sin importar el resultado de un partido o el entorno, cuando logran marcar un gol en la mayoría de los casos lo celebran con mucha euforia, como si con él consiguieran un título…

¿CÓMO EXPLICARLE AL MUNDO ESE SENTIMIENTO DEL JUGADOR SANMARINENSE AL CONSEGUIR UNA ANOTACIÓN?

«Es difícil de explicar, muy difícil… Creo que es una suma de sacrificios; lo que vivís en la semana, lo que vivís durante tantos años. Todo eso se ve reflejado en esa alegría de marcar un gol o conseguir un resultado positivo que para nosotros puede ser un empate. Es difícil de explicar lo que sentimos porque es algo que solo nosotros vivimos. Es tanto tiempo, tantas amarguras y tantos momentos malos que cuando llega la alegría de marcar un gol es algo que realmente te hace pensar que valió la pena, en el fondo todo lo que hacemos vale la pena. Somos muy realistas, sabemos de las posibilidades que tenemos, sabemos que cuando vamos a enfrentar selecciones de cierto calibre no hay oportunidades, aunque siempre antes de cada partido vamos con la idea de hacer lo mejor que podemos y sacar lo más positivo que se pueda».

¿CÓMO ES VIVIR EN SAN MARINO Y POR QUÉ CREES QUE LOS AFICIONADOS NO SON TAN APASIONADOS POR EL FÚTBOL COMO EN OTROS PAÍSES?

«Es un país muy tranquilo, muy chiquito, pero con las comodidades del primer mundo; hay trabajo, la gente está tranquila. Mi nene sale en bicicleta, va a la escuela solo y vuelve solo, son cosas que en Argentina o en otros países no suceden, es un lindo país para conocer porque es turístico y tiene mucha historia. Y con respecto a los aficionados, no es que no sean apasionados, lo que pasa es que como dije es un país pequeño, más o menos somos 35 mil habitantes y hay muchos deportes, así que el fanatismo está dividido como en todos los países. En realidad sí hay aficionados, solo que somos tan pocos que si en un partido de la selección vienen 500 personas para nosotros es muchísimos, el interés está, solo que en cuanto a números no nos podemos comparar».

SAN MARINO POCO A POCO HA IDO GANANDO SEGUIDORES EN EL MUNDO… ¿QUÉ LE DIRÍAS A TODOS ESOS AFICIONADOS QUE SIEMPRE PASAN PENDIENTES DE LO QUE HACE TU SELECCIÓN?

«He notado eso en los últimos cinco años, el apoyo ha ido creciendo, todos los días recibo mensajes de aliento, principalmente de Sudamérica y Centroamérica, y a todos ellos solo les puedo decir gracias. Gracias por todo el apoyo, por la buena onda, por seguir esta pequeña selección. Quién realmente conoce nuestra historia y el sacrificio que hace cada jugador sabe lo que es, sabe que cada punto, cada resultado es muy importante para nosotros. El apoyo que recibimos, ya sea por un mensaje, un like o lo que sea para nosotros es muy importante. Les aseguramos que daremos todo para quizá darles una alegría».


DATOS RH:

  • En sus 173 partidos disputados entre amistosos y oficiales, la selección de San Marino ha recibido 730 goles en contra, teniendo únicamente 27 a su favor.
  • El máximo goleador histórico de la selección de San Marino es Andy Selva, quién logró anotar ocho tantos, uno de ellos el que representó la única victoria que tienen en el campo internacional, venciendo 1-0 en un amistoso a Liechtenstein en 2004.

Entonces… ¿Por qué siguen jugando al fútbol?

No sé qué piensan ustedes, pero creo que Adolfo Hirsch nos terminó dando la respuesta. Ellos no se dan por vencidos porque al final lo poco que consiguen termina valiendo la pena, es como nosotros, que incluso tenemos que pagar para jugar fútbol con nuestros amigos, y sin importar que «tan buenos o malos» seamos disfrutamos todo porque nos encanta este deporte.

Por eso siempre lo he dicho y lo repito; cada gol en contra, cada derrota, cada amargo momento y cada burla solo hará más especial ese momento, porque créanme, esa primera victoria en un partido oficial llegará tarde o temprano, tanto así que podría ser este sábado ante Gibraltar por la Liga de Naciones de la UEFA.

Agradecemos a Adolfo Hirsch su tiempo y le deseamos el mayor de los éxitos.

¡Grande, San Marino!