Jóvenes que van «Regalando Sonrisas» con donaciones a los más necesitados

Foto: Regalando Sonrisas

Regalando Sonrisas es una organización sin fines de lucro, que nace el 16 de noviembre en el año 2018 en Taulabé, su único fin es llevar su bondad y esperanza a través de sonrisas, llenando de amor su corazón y de todas las personas. Son un equipo de jóvenes que se entrega para ayudar a los más necesitados, no importa el lugar y las dificultades, ellos buscarán los medios para a auxiliar a los más desamparados.

Hay sonrisas que son tan contagiosas que pronto te harán sonreír también, esta organización empezó con pocos miembros, pero al ver todo lo bueno que hace este grupo de jóvenes ahora ya suman un total de 60 voluntarios que hacen un excelente trabajo para llevar felicidad a los hogares.

Foto: Regalando Sonrisas

A lo largo del año realizan diferentes celebraciones, Día de la Madre, Día del Niño, recolección de ropa y una cena con los más necesitados en la víspera navideña entre otras. Esta vez durante el paso de la tormenta tropical ETA iniciaron la recolección de víveres y ropa, para ayudar a todas las personas afectadas, la entrega realizó en tres zonas de San Pedro Sula, Chamelecón, Choloma y los bajos del COPEL cerca de Ticamaya.

Para Daniela Raudales (presidenta) y cada uno de los miembros representa un orgullo, porque somos  un equipo de jóvenes que nos entregamos de corazón y a donde Dios nos mande iremos a llevar su bondad a través de Sonrisas. lo hacemos porque nuestro corazón se llena de alegrías al recibir un abrazo y las gracias sinceras de las personas Manifestó uno de los presidentes Manuel Gomez de Reganado Sonrisas.

También realizan acciones sociales en Santa Bárbara, con ayuda de cooperantes del extranjero, como hondureños solidarios en Barcelona España (Hondusol) y su presidente Julio Cesar Tróchez, que donaron 1500 euros para poder llevar una bolsa de víveres, un kit de aseo personal y dulces a niños de las comunidades de Inguaya y el Aguacatal, sirvió para beneficiar un total de 109 familias.

Foto: Regalando Sonrisas

Además, esta actividad no hubiese sido posible sin la ayuda de otras buenas personas que de igual manera se preocupan por ayudar al prójimo, David Chávez de Turismo Catracho, al Centro Cultural Hibueras que coordina Gladys Dubón, al ingeniero Carlos Pineda de finca la pinequita, que nos brindó transporte y nos abrió las puertas de su finca. Al final se entregaron 45 raciones de víveres a las familias de esta comunidad en Aguacatal, Santa Bárbara.

La forma de mantener en pie la organización y seguir brindando una mano solidaria a las personas, es a través de actividades de ventas, donantes locales, paisanos y organizaciones fuera del país que colaboran para llevar sonrisas a nuestros hermanos desamparados. Si desean colaborar con esta organización pueden buscar su página en Facebook como Regalando  Sonrisas para ponerte en contacto y así poder seguir llevando alegría en Honduras.

Foto: Regalando Sonrisas