Karl-el Jiménez sobre montañismo: «Actitud y aptitud, eso es lo fundamental para practicar este deporte»

Karl-el de 37 años, es el técnico del equipo de montañismo de la UNAH. Foto: Kevin Barahona

El montañismo es un deporte que pone a prueba el nivel físico de nuestro cuerpo, debido a que la actividad consiste en hacer caminatas y escaladas de hasta 24 horas, sin embargo, lo más gratificante es el final, cuando se llega a la cima de la montaña y tienes un paisaje esplendoroso, difícil de olvidar y de ver muy a menudo.

Aunque no es un deporte famoso como el fútbol, hay muchos que lo practican en Honduras, de hecho, dentro de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) hay un equipo de montañismo y escalada conformado por 30 estudiantes.

Equipo de montañismo en la cumbre cerro Las Minas, Celaque, en 2019. Foto: Karl-el Jiménez

Hoy RadioHouse tiene el gusto de platicar con el entrenador del equipo, Karl-el Jiménez, quien desde el 2018 tiene a su cargo a los Pumas de la UNAH. Jiménez ha escalado las siete cumbres de las más altas de Centroamérica, su experiencia le ha llevado a estar al mando del equipo, mismo que a inicios de febrero se hizo acreedor del primero y segundo lugar en una carrera, una maratón y un trade de montaña dentro de la rama femenil, este evento que se realizó en El Progreso, Yoro.

Primero que nada, es necesario saber, ¿Qué se necesita para entrar al equipo?

«La bondad de este deporte como tal es que no hay límite de edad, porque en todos los aspectos, hay estudiantes que son adolescentes en la universidad, como personas ya en entrada edad y tercera edad, trabajamos sobre la parte de la inclusión. Nosotros siempre hablamos de actitud y aptitud, eso es lo fundamental para practicar este deporte».

Karl-el ha escalado el Monte Santa Elena, que es uno de los picos más altos en Venezuela. Foto: Kevin Barahona

Desde su punto de vista, ¿Qué es lo más confortante de escalar una montaña?

«Todas las salidas te dejan aprendizajes y enseñanzas distintas. Es difícil hacer cumbres, se sufre caminando 10 o 12 horas para lograr subir, incluso hasta 24 horas sin descanso, entonces cuando ya estás en el punto más alto y tienes una vista que solo ves en fotos o vídeos, no te lo crees porque estamos acostumbrados a la jungla de concreto, entonces es una sensación indescriptible».

¿Qué dificultades ha notado usted que tienen los que entran a este deporte?

«Dentro de las actividades de montaña, se necesita inteligencia, raciocinio y mente fría, porque no es lo mismo estar aquí hablando a estar colgado en una pendiente de 100 metros de altura, donde si te equivocás, es la única vez que lo vas a hacer»,  cuenta entre risas.

La inteligencia es un factor importante en este deporte. Foto: Karl-el Jiménez

A nivel personal, ¿Cuál es su satisfacción en este deporte?

«Hay personas que llegan con sobrepeso, que han sido sedentarias, y ver que somos capaces de tocar ese tipo de estudiantes, de crear consciencia sobre la salud, y lo más importante, sobre el cuidado y la importancia del medio ambiente. Honduras es rico en flora y fauna, y prácticamente a la gente que no le importa la está matando, entonces ver ese cambio de actitud en las personas, me llena mucho».

¿Con respecto al equipo?

«Cuando se logra hacer la cumbre más alta de Honduras, que es el cerro Las Minas, en Celaque, me conforta ver la alegría de ellos, cuando ganan un primer lugar o cuando entran entre los primeros tres de las carreras, de las competencias. No es negociable perder porque entrenamos para ganar».

Karl-el nació en Tegucigalpa, pero parte de su niñez la pasó en Valle de Ángeles. Foto: Kevin Barahona

Con eso que la universidad ha estado cerrada debido a la actual pandemia del COVID-19, ¿Cómo está haciendo el equipo de la UNAH para mantener una buena condición física?

«La ventaja que tiene este deporte es que no necesita de un equipo, o sea, gimnasio o algo por el estilo para seguir entrenando. En los lugares con espacios abiertos como las montañas y el campo no hay coronavirus, entonces eso a nosotros no nos ha impedido poder movilizarnos hasta las montañas para seguir realizando nuestras prácticas».

Hace poco fueron a la Tigra…

«Hicimos en La Tigra lo que se llama “Desafío extremo”, es una actividad donde le enseñamos al grupo a cómo caminar en montaña con equipo pesado, prácticamente una travesía de dos o tres días en montaña. La Tigra para nosotros es como el patio del recreo, la graduación es en Celaque», menciona con risas al final.

Al equipo también se le enseña sobrevivencia en agua. Foto: Karl-el Jiménez

Karl-el mencionó que se está trabajando en la UNAH para constituir un equipo en el Centro Universitario Regional del Litoral Atlántico (CURLA) que se encuentra en La Ceiba, debido a que en el departamento de Atlántida la naturaleza da todo lo necesario para practicar este deporte. Antes de irse, invitó al equipo de RadioHouse a sumarse a una próxima escalinata, veremos si los ricos tamales de esta navidad nos lo permiten…