Rescatan británico que deambulaba en la capital que fue abandonado por su pareja

Facebook: Jason Moroney

El amor es el sentimiento más grande y bello que podemos experimentar, es un abismo de emociones que sobre pasa las fronteras y los limites, nos hace vibrar por el simple susurrar de la persona que amamos, pero no siempre es así, hay historias que no tienen ese final de los cuentos, a veces puede ser amargo y vil.

Conoce la triste historia Jasón Moroney, un británico de 33 años que dejó todo por el amor una compatriota hondureña, que luego lo dejó triste y desconsolado a tal grado de estar mendigando amor y dinero por las calles de Tegucigalpa.

Todo comienza en el año 2015, el británico luego de conocer en Barcelona, España a una hermosa catracha, decidió casarse y viajar a Honduras junto con ella, el amor lo segó perdidamente, cambió su vida y domicilio por amor, pero no fue como él lo esperaba, con el pasar de los días y años, la mujer mostró quien en realidad era y cuáles fueron sus verdaderas intenciones, se cansó de fingir amor y lo abandonó.

Facebook: Jason Moroney

“Nos conocimos en Barcelona y después de varias citas viajamos juntos a Honduras. (Después de un tiempo), ella me dejó en la casa y se fue” relató el inglés a Noticieros Hoy Mismo de Televicentro. Jasón ha sido caballeroso y respetuoso no quiso revelar la identidad de la mujer.

Este jueves el trabajo en conjunto por parte de la Policía Nacional de Honduras (PNH) y la Policía Internacional (INTERPOL), logró rescatar de las calles al ciudadano europeo. Agentes encargados de su búsqueda, lograron localizarlo en las cercanías del Parque Central, cuando buscaba comida entre la basura.

Además, el extranjero, era buscado por la Oficina Central Nacional de la Policía Internacional de Manchester, mediante una alerta internacional. En los próximos días se hará la entrega de Jason Moroney, a un representante de la organización Salvation Army, quienes llevarán al extranjero a su país de origen y nacimiento.

Foto: Noticiero Hoy Mismo

También la Policía Nacional de Honduras (PNH), informó que Mongomery vagó, por las peligrosas y desoladas calles de la ciudad de Tegucigalpa, perdido y triste, siendo un indigente. El británico es una persona preparada educacionalmente, estudió economía, pero terminó en el país sin familia, amigos y sin poder conseguir empleo por el obstáculo de no poder hablar español.

Por otra parte, a pesar de haber sufrido por la hondureña, el británico se refirió a las mujeres de nuestro país de una forma muy respetuosa y cariñosa, diciendo que son: “muy carismáticas y de buen corazón”. El amor es un sentimiento efímero y momentáneo, tu acompañante de aventuras puede hacerte sentir el ser más importante de en la tierra, pero de igual manera puede hacerte sentir la persona más triste del mundo.

Seamos sinceros con nuestras intenciones y deseos, podemos lastimar a las personas que en realidad nos aman, un sabido consejo trillado… «No hagas lo que no quieres que te hagan a ti», valora a tu pareja.