La Kennedy: Una de las colonias más queridas e importantes de Tegucigalpa

Foto: Fabio Idiáquez

En nuestra querida capital tenemos lugares queridos por distintas cualidades como por su comida, entretenimiento, deporte, electrodomésticos, víveres, buenos precios en artículos generales, etc. ¿Pero en qué lugar de Tegucigalpa podemos encontrar todo esto?  Todo buen capitalino sabe que uno de estos sitios es la colonia Kennedy.

Algunos dirán que El Centro también cabe dentro de esa descripción, y puede que sea cierto, pero hay algo de la Kennedy que la hace tan única. Quizás sean las canchas de básquet o de futbolito en las que a cado rato se celebran torneos para todas las edades. Tal vez sean las rampas para patinar, ¿quién sabe por qué? Lo que queda claro es que es una pequeña polis del deporte.

Foto: Fabio Idiáquez

Hablar de la Kennedy es hablar de economía, es reconocer la lucha diaria del hondureño promedio. Al entrar a la Calle de Comercio vamos a encontrar un sin fin de locales: tiendas de ropa, puestos de baleadas y demás golosinas, venta de calzado, joyerías, bancos, cooperativas, salas de videojuegos, un clíper del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) e incluso un hospital.

Por eso escuchamos a menudo: «En la Kennedy lo compré y baratillo», «¿Dónde crees? En la Kentucky», «Ahí en la Kenya venden unas chuletas de miedo». ¿Cuántas expresiones positivas no se han escuchado de este lugar en cuanto a compras se refiere? Es como un centro comercial, ¡solo que más accesible!

Además de contar con la reconocida Calle de Comercio, también se cuenta con la «Zona Rosa». Esta calle ha sido una de crecimiento exponencial durante las últimas décadas. Supermercados, restaurantes de comidas rápidas, canchas de futbolito, escuelas privadas, tiendas generales, etc. Esta es una zona más formal que ha sido parte del crecimiento económico de la ciudad y, en este caso específico, de una comunidad particular. Muchos de los empleados de estos negocios viven o son oriundos de la Kennedy y zonas aledañas, demostrando la importancia de sus habitantes no solo para esta área, pero para Tegucigalpa en general.

Foto: Fabio Idiáquez

Otra faceta que no podemos obviar de la Kennedy es que, así como el Centro de la ciudad, este es un punto focal para el capitalino que hace uso frecuente del transporte público. La facilidad de moverse a casi cualquier lado de Tegucigalpa tiene que ser una de sus mejores cualidades. ¿Necesitas ir a la universidad? A la vuelta de la esquina encuentras taxi colectivo. ¿Rapiditos? A toda hora, todos los días, a cualquier destino de la capital.

La Kennedy también es parte fundamental del sistema educativo de Tegucigalpa, siendo hogar para más de 10 escuelas y colegios, algunos famosos como los reconocidos Liceo Cristiano, la Escuela John F. Kennedy, Instituto Técnico Honduras, Instituto Gubernamental España «Jesús Milla Selva», por mencionar algunos; lo más probable es que conozcamos a más de algún egresado de estos centros formativos.

Foto: Fabio Idiáquez

No podemos dejar por fuera el origen e historia de la reconocida colonia capitalina. La Kennedy fue fundada un 30 de junio de 1966, durante el gobierno de Oswaldo López Arellano y es una de las colonias del Distrito Central más grandes, tanto en extensión territorial como en población (alrededor de 130 mil habitantes).

Si se preguntan por qué lleva el nombre del famoso expresidente estadounidense nosotros tenemos la respuesta. Esta colonia fue construida por medio del «Programa Alianza para el Progreso», que promovió el mismísimo John F. Kennedy. A través del desaparecido Instituto Nacional de la Vivienda (INVA) se obtuvo el primer préstamo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), dinero que fue utilizado para iniciar el proyecto. Fue hasta los años 80 que se empezó a urbanizar y así fue agarrando la forma en la que hoy en día la conocemos.

Foto: Fabio Idiáquez

¿Cuáles son tus memorias favoritas de esta emblemática colonia de la capital? Seguro tienes más de alguna ya sea por la deliciosa comida, por amigos, familia o incluso porque encontraste algo que necesitabas a un excelente precio. La Kennedy tiene algo especial y por eso la gran mayoría de capitalinos le guardamos un cariño tremendo.