A sus 60 años doña «Conchita» necesita de nuestra ayuda para culminar su carrera universitaria

Nunca es tarde, ni temprano; siempre es el momento adecuado

Nunca es tarde para aprender y cumplir lo que uno se propone, y Doña Concepción Rodríguez es ejemplo de ello. A sus 60 años ha decidido romper las barreras, culminando su carrera de Licenciatura en Pedagogía y Ciencias de la Educación con Orientación en Administración y Planeamiento de la Educación.

En redes sociales sus conocidos y grupos universitarios han dado a conocer que doña «Conchita», como le dicen de cariño, no cuenta con el dinero suficiente para pagar los gastos de graduación, es por eso, que han solicitado la ayuda a personas de buen corazón.

Doña Conchita es originaria del Triunfo, Choluteca, y recientemente hizo la defensa de su práctica profesional supervisada. «Ella se puso un poco nerviosa, pero tanto la terna examinadora, el asesor de práctica, las autoridades de la universidad, y sus compañeros la apoyamos, la alentamos y al final logró terminar con éxito su defensa», manifestó a RadioHouse unas de sus compañeras.

A doña Concepción la definen como una mujer luchadora, siendo su sueño más grande el culminar su carrera universitaria. Ella no tiene hijos, y el que siempre la apoyaba económicamente era su esposo, el cual murió hace 7 años y dejó un vacío significativo.

Actualmente, trabaja en un kinder y cuenta con la ayuda de sus hermanos, necesita de ayuda monetaria para poder culminar este gran sueño. Es por eso, que personas de buen corazón han puesto a la disposición sus cuentas bancarias, para que estas sean la vía más rápida para poder ayudarla.

Para todos aquellos que quieran ayudar pueden hacerlo a la cuenta de Banco Atlántida 070520087159al y Banrural 09001010003120 al nombre de Yessica Mariel Lagos Flores, quien es la encargada de poder recibir las donaciones.

«Ella está muy emocionada y agradecida por el apoyo de la gente, y agradecida con Dios por permitirle lograr su meta. Nostálgica porque aún estando sola, cuenta con el apoyo de toda la gente a su alrededor«, concluyó diciendo su amiga Jessica.