Deportes Titulares

Ay, ay, ay, ay, canta y no llores… ¡Estamos en la final de los Panamericanos!

Foto de @MarcaClaro (Twitter).

Señores y señoras, niños y niñas… ¡La “H-23” lo ha hecho!

La Selección Nacional de Honduras en su categoría Sub-23 eliminó este miércoles a su similar de México en las semifinales de los Juegos Panamericanos de Lima 2019, esto en un partido que técnicamente tuvo de todo.

De esta manera la Bicolor asegura medalla en la competencia futbolística, ya sea de Plata o de Oro, eso dependerá de lo que se haga en la gran final, pero bueno, ese es un asunto en el que debemos enfocarnos mañana.

Por ahora disfrutemos de la victoria, pues no todos los días podemos dedicarle esta canción a los mexicanos.

  • Semifinales / Juegos Panamericanos
    Miércoles, 7 de agosto 
    México 1-1 Honduras
    Estadio San Marcos, Lima

El partido comenzó a desarrollarse como se esperaba en la previa, con una selección de México teniendo el control del balón y con Honduras intentando tener orden atrás, esto para alargar el 0-0 e ilusionarnos con aprovechar algunas de las pocas ocasiones que se nos podían presentar.

Todo iba de maravilla en ese sentido, sin embargo al minuto 40 recibimos un balde de agua fría, pues Francisco Venegas remató de media cancha y marcó un tremendo gol por la mala ubicación de nuestro portero Alex Güity.

Desarrollo del Partido:
México 0-0 Honduras
México 1-0 Honduras (Francisco Venegas, 40′)
México 1-1 Honduras (Alejandro Reyes, 80′)

La primera mitad terminó con ventaja para los aztecas, y claro, en la segunda mitad nos tocaba tirar la carne al asador, por eso el técnico Fabián Coito mandó a Alejandro Reyes al campo, quien obviamente se había quedado en el banquillo… ¿Por qué? Bueno, solo el estratega uruguayo lo sabe.

El detalle es que el jugador del Olimpia fue la clave, pues a falta de conexión colectiva tuvo que aparecer una individualidad, y un remate suyo de larga distancia nos dio el empate, siendo este el resultado final de los 90 minutos.

Foto de @MarcaClaro (Twitter).
Foto de @MarcaClaro (Twitter).

Ante tal situación se vinieron los tiempos extras, donde tuvimos una montaña rusa de emociones, pues se dieron tres expulsiones; una para Honduras (Ricky Zapata, 104′) y dos para México (José Godínez, 110′ y Brayton Vázquez, 113′).

A pesar de esas diferencias de jugadores en ciertos tramos ninguna escuadra logró marcar la diferencia, así que ni modo, se tenían venir los temibles remates desde uno de los manchones blancos de la cancha.

En la tanda de penales nosotros fuimos los eficientes, y sí, dejamos tendidos sobre el césped a los aztecas, pues por un marcador de 4-2 logramos quedarnos con la gloria.

Como mencioné anteriormente, por ahora disfrutemos, pero desde mañana toca pensar en la final para luchar por la Medalla de Oro.

/* ]]> */