Deportes La Opinión Titulares

¿Cuántos “Mauricio Dubón” habremos perdido por falta de apoyo?

Foto de @DeportesTVC (Twitter).

Domingo, 7 de julio del 2019

Pasará el tiempo y esa fecha no se borrará de la historia del deporte hondureño, ya que se dio algo que nos ha hecho sentir orgullosos en todos los sentidos.

Hablamos nada más y nada menos que del debut de nuestro compatriota Mauricio Dubón con los Cerveceros de Milwaukee en la Major League Baseball (MLB), esto en la derrota que sufrieron 6-5 ante los Piratas de Pittsburgh.

El resultado colectivo en esta oportunidad pasa a un segundo plano, al menos para nosotros, pues de lo que estábamos pendientes era de lo podía hacer el catracho, y su momento llegó.

Mauricio_Dubon_Bat

¿Se imaginan su ilusión al pisar por primera vez el diamante en las Grandes Ligas? Bueno, fue algo que se ganó a pulso y en base a trabajo.

Pero más allá de eso su historia es bastante curiosa, pues podemos catalogar su llegada al deporte estadounidense como un golpe de suerte.

Al sampedrano Mauricio Dubón no lo descubrió un reclutador ni nada por el estilo; él jugaba, como muchos, en ligas a nivel local, y en una oportunidad tuvo contacto con un grupo misionero cristiano que estaba donando equipo de béisbol en nuestro país.

Le vieron calidad y no dudaron en ayudarle, por lo que a los 15 años se fue para Estados Unidos, tanto para mejorar su rendimiento como para continuar con sus estudios.

Foto de @Brewers (Twitter).
Foto de @Brewers (Twitter).

Tras lo sucedido queda claro que en tierras cinco estrellas también se destaca en los mal llamados “Otros deportes”, y que si otros no resaltan como lo ha hecho Dubón se debe a una sencilla razón…

¡NO EXISTE AL APOYO NECESARIO!

Pregúntense: ¿Qué hubiera pasado con Mauricio Dubón si ese grupo misionero cristiano no hubiese venido al país?

Como dicen por ahí, el “hubiera” no existe, pero seamos realistas, lo más probable es que estuviera en San Pedro Sula dedicándose a otra cosa para poder mantenerse a él y a su familia.

Mauricio Dubon

Solo pongámonos a pensar. Nos pasamos quejando del poco apoyo que recibe el fútbol, que supuestamente es el deporte más fuerte del país; los niños juegan en canchas de tierra, sin seguridad y muchas deficiencias más.

¿Ahora imagínense cómo estarán esos “Otros deportes”? Entre ellos el béisbol.

En fin, al Gobierno esto del deporte parece valerle un pepino, y puede que sea fuerte decirlo, pero no es más que la cruda realidad.

/* ]]> */