Sección

Reciente

Titulares

Se va el 2019, pero comienza un prospero 2020

Hoy es el último día del año, y todos se reúnen con sus seres queridos para despedir el año 2019 y con él, todas las anécdotas y metas que pudieron lograrse.

Los hondureños durante este último día, suelen despertarse muy temprano, a lo mejor porque cada 31 de diciembre es como si fuese el ultimo día de sus vidas. Pero no, solo es el ultimo día del año, y durante pasa, son muchas las actividades que se desarrollan.

El Pais

Las mujeres, que mandan en la cocina, son las encargadas de preparar la deliciosa comida, esa que no puede faltar y la que le da el significado al momento.

Tamales, torrejas, rompopo, pollo y cerdo horneado son algunos de los alimentos servidos en el banquete, el cual suele estar listo desde muy tempranas horas.

Mercado Flotante

Durante el día, la comida sobra y se ve por todos lados, los tamales se intercambian, las uvas y manzanas se comparten y la botella de vino se vá copa tras copa.

Los villancicos o música navideña, no puede hacer falta y si no se escucha en la casa, se escucha donde algún vecino y de una forma u otra terminan contagiándonos, a veces de alegría y otras de melancolía.

La fecha suele ser un poco nostálgica hay quienes recuerdan a una madre o a un hijo que no está, pero por lo general siempre hay personas que hacen que ese sentimiento pueda olvidarse al menos por unos instantes.

Llega la noche, y todos comienzan a darse un bañito, como quien está botando todo lo viejo. Cada quien busca el mejor traje para verse bien y por supuesto para tomarse las respectivas fotografías con familia y amistades.

Las muestras de cariño es lo que más resalta durante Noche Vieja, cada miembro de la familia se acerca al otro, para dar un abrazo o compartir algo. Al parecer el momento hace que a cualquiera se le olviden las diferencias con los demás.

Todos están a la expectativa de la llegada del Año Nuevo. Todos esperan las 12:00 en punto del 2020 y con ella la quema del tradicional muñeco, el cual simboliza el año viejo que va quedando atrás.

Quintana

Finalmente, llegan las 12:00 de la media noche del 1 de enero, todos se abrazan y se dan unas cuantas palabras de afecto, las que en su mayoría van orientadas en desear salud y prosperidad durante el nuevo año.

Todos en ese momento desean con muchas ganas que sus familiares perduren mucho más tiempo para poder celebrar cada Navidad con quienes más se quiere.

Y así termina la fecha y comienza otra como una oportunidad para cambiar lo que no se hizo bien y luchar por lo que tanto se deseó.

Al final todo es como una segunda oportunidad para vivir la vida al máximo, y para dejar recuerdos gratos. Porque lo bueno se guarda y de lo malo simplemente se aprende y luego se desecha.

¡Feliz Año 2020!