Sección

Reciente

Entretenimiento Notas

“¡Ya saliste con tu domingo 7!” – EXPLICACIÓN

Hay frases muy populares que en definitiva todos conocemos y entendemos, pero llega un momento en nuestra vida en el que nos preguntamos: ¿Por qué decimos eso?

Pasa por ejemplo con la expresión de este viernes, una que automáticamente nos hace saber que una mujer está embarazada.

Nos referimos a…

“¡Ya salió con su domingo 7!”

Las palabras están relacionadas a la mujer soltera que quedó embarazada sin que lo haya deseado, y repito, de alguna manera todos entendemos ello.

¿Pero por qué lo mencionamos? ¿Por qué no pudo ser un sábado 6 o algo por el estilo? Bueno, nos hemos puesto a investigar en Internet y a continuación compartimos el resultado.

EXPLICACIÓN

Primero que todo debemos señalar que esta frase es muy utilizada en toda América Latina, y que la misma tiene dos significados.

En el primer caso señalamos el asunto del embarazo. El arqueólogo mexicano Eduardo Merlo Juárez, ha señalado a varios medios de comunicación que esta frase tiene su origen en el Norte de Europa, para ser más exactos en Dinamarca y Noruega.

Se trata de una leyenda, en la que supuestamente unos duendes estaban en un bosque bailando mientras cantaban lo siguiente: “Lunes uno, martes dos, miércoles tres, jueves cuatro, viernes cinco, sábado seis…”. El detalle es que una joven estaba escondida entre los arbustos, y al mirar todo lo que sucedía no pudo contenerse, salió de su escondite y gritó… “¡Y domingo siete!”.

A los duendes al parecer eso los asustó y no les gustó para nada, por lo que habrían tomado la decisión de castigarla con un hechizo, dejándola embarazada en contra de su voluntad. (¡Qué bárbaros! Sé lo que están pensando, pero créanme, no podemos confirmar eso, así que mejor quedémonos con el asunto del “hechizo”).

El origen de esta frase entonces sería europeo, pero claro, con la conquista obviamente la misma se expandió no solo territorialmente en nuestra región, sino también de manera temporal, tanto así que todavía se utiliza.

Por cierto, en algunos países de América Latina también se usa esa expresión para hacerle saber a alguien que se equivocó o que cometió una imprudencia. Su origen es similar al anterior, solo hay que cambiar a los protagonistas.

En este caso no fue una mujer, sino que un par de amigos, y los mismos no se encontraron a unos duendes cantando, sino a unos campesinos. Estos últimos también se habrían enojado, pero al no tener poderes no hicieron hechizos, sino que recurrieron únicamente a agarrar a golpes a los que consideraban entrometidos.

En fin, solo son teorías y nada más, lo cierto es que difícilmente llegaremos a conocer el verdadero origen de esta expresión.

SIGNIFICADO DE LA FRASE EN LA ACTUALIDAD
Hay dos conceptos, el primero para dar a conocer que una mujer está embarazada y el segundo para apuntar que una persona hizo o dijo algo inoportuno.