Reportajes

Los chinitos jugando… ¡Y los honduleños milando!

China y Honduras

Los 48 campos de fútbol de la enorme Escuela de Fútbol Evergrande, ubicada en el sur de China, dan la impresión de que apenas pueden contener a sus 2800 estudiantes.

Hay jóvenes atletas que casi todos los días se arremolinan en los campos cercanos para patear, driblar y pasar con la esperanza de alcanzar la gloria y la riqueza del deporte rey.

“Cuando sea grande quiero dedicarme al fútbol”, aseguró Wang Kai, después de una sesión matutina de entrenamiento bajo la supervisión de un entrenador español.

Este niño de 13 años —que ha estudiado en el internado durante más de tres años— dijo sobre su futuro: “Quiero ser el Cristiano Ronaldo de China”.

Foto: The New York Times
Foto: The New York Times

¿Fútbol en China?

Sí ,así como lo estas leyendo, “Formar al siguiente Ronaldo o Messi”  se ha convertido en un proyecto nacional en China donde el aficionado número uno, el presidente Xi Jinping, está decidido a transformar al país en una gran potencia futbolística y potenciar el fútbol en su país.

Es una iniciativa casi imposible porque las selecciones chinas han tenido clasificaciones muy modestas en las competencias internacionales recientes.

Sin embargo, el esfuerzo gubernamental ya ha implementado un aumento de gastos y apoyo para el juego que ha impresionado a aficionados y jugadores de todo el mundo.

Es decir  “Millones de dólares en contratos, 50.000 escuelas y 70.000 canchas” es el plan maestro de china para desarrollar el fútbol, esto debido a que han visto en este deporte una oportunidad para sus jóvenes, como lo han hecho en todos los demás.

Evergrande, con 48 campos de juego, es el internado de fútbol más grande del mundo. Foto: Gilles Sabrié The New York Times
Evergrande, con 48 campos de juego, es el internado de fútbol más grande del mundo. Foto: Gilles Sabrié The New York Times

Pero y Honduras… ¿Cuándo?

Alto, tranquilos, que esto no se trata de comparar las economías ni el nivel de inversión que son capaces de hacer ambas naciones porque eso es totalmente imposible; China es la primera potencia económica a nivel  mundial y Honduras es un país considerado pobre.

Pero tomemos en cuenta lo siguiente:

China es un país con 1,357 miles de millones de habitantes y en Honduras apenas somos 8 millones- y más de 1 millón están en los Estados Unidos- es decir china tiene 163 veces más habitantes que Honduras, por ende su nivel de inversión debe de ser enorme.

Pero si la primera potencia económica del mundo, uno de los países con una de las culturas más antiguas del mundo, se da la tarea de invertir en el deporte y en el fútbol ¿Por qué a los catrachos y a nuestros gobernantes nos cuesta tanto entender que debemos invertir en el deporte?.

La inversión que en Honduras se ha hecho en el fútbol es muy raquítica y casi apagafuegos, con presupuestos que apenas cubren para el año de curso olvidándose por completo en la inversión a futuro.

La propia liga nacional es muestra de ello, donde los malos espectáculos causado por el bajo nivel de jugadores, malas condiciones de cancha y la pésima comodidad en los estadios ha provocado que en los partidos de liga apenas lleguen 200 personas…¡Algo alarmante!

El enorme plan de los chinos

En los últimos dos años, el gobierno chino ha invertido en el fútbol el mismo esfuerzo que antes le había dedicado a ganar medallas olímpicas en deportes individuales como los clavados y la gimnasia.

El gobierno ha prometido limpiar y reorganizar el fútbol profesional, y desarrollar una nueva generación de jugadores con la construcción de miles de campos de juego y agregando los programas de fútbol en miles de escuelas.

Estiramientos bajo la dirección de un entrenador español Foto: Gilles Sabrié para The New York Times
FOTO: Estiramientos bajo la dirección de un entrenador español Foto: Gilles Sabrié para The New York Times

Su plan busca que 50.000 escuelas hagan hincapié en el fútbol para 2025 La cantidad de campos de fútbol a lo largo del país crecerá de 11.000 a más 70.000 para fines de 2020.

Para entonces, según el plan, 50 millones de chinos, incluidos 30 millones de estudiantes, jugarán fútbol de manera habitual.

Y Honduras ¿Por qué no puede invertir seriamente en algo que casi todo el mundo se ha dado cuenta que es totalmente beneficioso?

Nuestro país es altamente futbolero, en nuestras tierras crecen niños que son altamente talentosos y que lo único que requieren es una adecuada orientación técnico y táctica.

Fútbol-aleja-a-niños-hondureños-de-las-pandillas

Para eso se requiere que en existan escuelas deportivas, que se invierta en canchas, que se preparen entrenadores.

No pongamos excusas que no hay dinero, en Honduras si hay dinero, pero falta una enorme voluntad por invertir en el deporte, ya sea el gobierno, la FENAFUTH empresa privada y hasta los mismos equipos de fútbol.

Invirtamos señores…¿El Talento? ¡Ese ya lo traemos en la sangre!

Fuente: The New York Times

Foto principal: Cortesía

Sobre el autor

Alexis Hernández

Periodista en crecimiento y fotógrafo en proceso.
"Todo llega a su tiempo, por eso nunca bajes la guardia a la vida"