Bryan Moya: «Me veo representando a Honduras en Qatar 2022»

Foto de Frank Aguilera.

En RadioHouse nos acostumbramos a tener invitados de lujo, elegante, fino y un éxito, y créanme, en esta ocasión no fue la excepción, pues tuvimos comunicación con el mejor legionario del año 2019, el volante ofensivo Bryan Moya.

El ahora jugador de las Águilas Doradas de la primera división de Colombia nos contó cuál es su actualidad, además de recordar otros momentos en su carrera, algunos difíciles de afrontar y otros donde la alegría fue imposible de contener.

Sin más que decir veamos lo más destacado.

SU ACTUALIDAD EN COLOMBIA:

«Aún no he entrenado con mi equipo (Águilas Doradas) de manera grupal, solo lo he hecho por ‘Zoom’ en estos días desde mi casa. Llegué aquí en marzo, y desde que lo hice he estado aislado por la pandemia del coronavirus; hemos estado esperando en todo el proceso, pero tengo entendido que el 25 de este mes termina la cuarentena. Si es así pronto podré presentarme para comenzar este nuevo reto».

EL DT PIDIÓ SUS SERVICIOS EN ÁGUILAS DORADAS:

«Sí, es Francesco Stifano, quién me dirigió el año pasado en el Zulia en Venezuela. Desde que supo que no seguiría en el equipo se comunicó conmigo, en enero para ser exacto, pero no acepté rápido porque tenía esperanza de que apareciera otra opción; al final estas no se concretaron y gracias a Dios no me cerraron las puertas, así que aquí estoy con toda la ilusión de aportar al proyecto».

UN GOL:

«Me quedo con el gol ante Nacional Potosí en la primera ronda clasificatoria de la Copa Sudamericana el año pasado, a cuatro mil metros de altura, no podíamos respirar ni caminar ya, y ese gol fue un suspiro para todos. Fue en el último minuto y terminamos ganando 0-1». 

ESTUVO CERCA DE JUGAR EN MARATHÓN:

«Comencé tarde mi carrera, debuté con el Vida como a los 22 años, pero fue por el viaje a Estados Unidos y todo lo que viví. Pude empezar más temprano, es mas, cuando tenía 12 o 13 viajé a San Pedro Sula y estuve a prueba con Marathón, ellos me querían firmar pero mi mamá me dijo que era muy lejos y yo estaba muy pequeño, así que al final no se dio».

TAMBIÉN PUDO ESTAR EN LA MLS:

«Tuve la oportunidad de debutar en Estados Unidos con 20 años, pero el proceso de papeleo nunca me salió. Esta historia casi no la cuento, pero cuando me vine de Estado unidos al Vida estaba en proceso el permiso de trabajo, y cuando llegué a La Ceiba como a los quince días me dijeron: ‘Ey, tus papeles ya salieron’, pero yo ya no podía hacer nada, si hubiera aguantado un poco quizá estuviera jugando en la MLS».

SU LLEGADA A OLIMPIA: 

«He sido Olimpia desde pequeño, siempre quise estar en el equipo. Después de mi primer torneo con el Vida hubo comunicación con ellos, pero todavía tenía contrato. Luego se dejó de hablar de eso y fue hasta que terminó el otro torneo cuando todo se dio; Alex López me dijo que del equipo estaban interesados y que me iban a llamar. Ahí comenzó todo, me llamaron y estando en Tegucigalpa rápidamente nos pusimos de acuerdo».

EL ORIGEN DE SU APODO («LA BESTIA»):

«Eso viene desde que jugué en Chicago en fútbol rápido profesional. Un amigo conocía mi historia, todo el proceso que tuve para llegar a Estados Unidos, y por el viaje en el tren que llaman ‘La Bestia’ comenzó a decirme así. Luego se ha mantenido por los goles que he hecho, principalmente en Venezuela».

SELECCIÓN NACIONAL: 

«Sinceramente me veo en Qatar 2022, pero estoy consciente que para eso tengo que trabajar duro, mantener siempre un buen ritmo de juego y con ello poder alcanzar ese objetivo. El profe Coito me ha estado apoyando, desde la primera charla que tuvimos me ha dado confianza, me dijo que necesitaba a un jugador con mis características y eso despertó mi ilusión». 


Bryan Moya también contó detalles de su comunicación con Roger Rojas, futbolista que también milita en la liga colombiana. Si quieren conocer más de ello y otros temas les dejamos a continuación su entrevista completa.