Eduardo «Guayo» Solano: El periodista amigo de la selección nacional y de gran suceso en Estados Unidos

Honduras ha tenido a lo largo de su historia grandes periodistas deportivos que han incursionado de lleno en el fútbol nacional y las distintas categorías de selecciones, pero hay uno que ha llamado la atención de todos en las redes sociales.

Ayer tuvimos el placer de publicar nuestra plática con Jennifer Girón, quién precisamente es un ejemplo de por qué las redes sociales son tan importantes para el periodismo moderno.

Hoy les presentamos a Eduardo Solano, el periodista graduado de la UNAH que está triunfando en Estados Unidos y que radica desde hace varios en Nueva York. En Honduras es mejor conocido como “Guayo” y es muy popular dentro del gremio deportivo, especialmente con los jugadores de la selección nacional.

Instagram/@newguayork

Nacido un 12 de febrero de 1978 y de origen garífuna, Eduardo se mudó en septiembre de 2005 a Estados Unidos. “Por la voluntad de Dios pude venir aquí legal. Mi madre, mis hermanos y toda mi familia tienen una historia de 45 años en Nueva York”.

Aún y con todo el éxito que ha tenido en el extranjero, Eduardo no se olvida de la Colonia Kennedy de Tegucigalpa, lugar donde vivió muchos años y compartió con muchos amigos.

“Lo más bonito de vivir en la Kennedy fue la gente con la que pude convivir, las cuales me moldearon como persona. De hecho, cuando regreso a Honduras yo siento que soy igualito a ellos”, expresó con un sentimiento notable de nostalgia.

Foto: Fabio Idiáquez

Además, comentó que una de las cosas que más ama de la Kennedy y del país en general es la facilidad de comer en cualquier esquina. Afirma que no es una persona de restaurantes, él prefiere comer al lado de los emprendedores en los barrios.

El periodismo y su relación con los jugadores profesionales

Es algo con lo que yo nací, toda la vida quise ser periodista, entretener a la gente y cuando yo era niño tuve la oportunidad de hacer comerciales de televisión, ahorita estoy en radio, pero mi deseo es volver a la televisión. En algún momento espero que suceda”.

Para los periodistas rodearse de fuentes fidedignas siempre es importante para obtener declaraciones o información de la manera más rápida y en el caso de Eduardo, él ya se había hecho de las mejores sin haberlas buscado desde mucho antes de ser un periodista.

Foto: El Heraldo

“En lo que se refiere a mi relación con los jugadores, nosotros crecimos juntos con los mismos sueños de ser exitosos en lo que nos gustaba y cuando yo era adolescente yo vivía en una casa solo porque mi familia estaba en Estados Unidos y nos reuníamos para cocinar, pedíamos arroz chino con Wilson Palacios, Jersson Vásquez; ajustábamos para cocinar”.

Para Eduardo, el hecho de que siempre fue parte del grupo antes de ser periodista, ha creado esa confianza que se ve con los jugadores. Al tener este privilegio él se entera de situaciones a las cuales otros reporteros nunca tendrían acceso.

Youtube/HD 504

Selección Nacional

“La primera vez que yo cubrí un partido de Honduras fue en San Pedro Sula, ese día debutó Maynor Figueroa, lo expulsaron ese día. Era un partido contra Argentina, ese día estaba D’Alessandro, Burdisso, muchos jugadores que después pasaron a ser estrellas”, recordó Solano.

Facebook/Eduardo Solano

Ese partido se celebró el 31 de enero del 2003 y en aquel momento Argentina estaba dirigida por Marcelo Bielsa, mientras que Honduras fue liderada por el mítico “Chelato” Uclés; caímos 1-3 ante la albiceleste.

Muchas veces se hace la pregunta de quién es nuestro ídolo de la selección. Muchos dicen que Carlos Pavón, otros Amado Guevara, por ahí se escucha que “Rambo” de León; grandísimos jugadores, pero para Eduardo es alguien más.

“Para mi Boniek (García) es mi jugador favorito por los valores morales que él tiene, porque es un tipo de familia, porque se preocupa por la sociedad y lo otro que, como inmigrante, yo respeto mucho el que tú logres tener éxito en el exterior y él lo ha tenido”.

No es para menos, Boniek García ha sido la cara del Houston Dynamo por casi 10 años, es bastante querido y respeto por sus compañeros, staff técnico, afición y directiva. Esto es algo que “Guayo” no ignora y por esto y sus valores morales lo respeta muchísimo.

Foto: El Heraldo

Motagua, su gran amor

Solano nunca ha escondido su amor por el equipo capitalino, se le ha visto celebrando a lo grande e incluso defendiendo los valores del equipo en redes sociales. Es un gran motaguense y está muy orgulloso de serlo.

“Cada final ha tenido algo lindo, en ocasiones puede ser la barra, el humo, las canciones, la compañía, el momento, el drama. Inclusive cuando el árbitro pita el minuto 90 en la 16 yo salí corriendo y me dio un calambre en la pierna y no pude ni caminar, apenas y pude llegar adonde estaban celebrando”, así respondió cuando le preguntamos cuál era su título favorito ganado Motagua.

Instagram/@newguayork

También aprovechó para decirnos que su presencia en el estadio le sirve a Motagua, ya que nos cuenta que siempre que hace el viaje desde Estados Unidos a Honduras para ver una final, nunca pierde.

Idolos internacionales

Eduardo quién es fanático del Chelsea de Inglaterra explica que hubo un tiempo que él pasaba muy pendiente del Real Madrid porque le gustaba mucho ver a Claude Makelelé jugar. El mediocampista luego emigró a Inglaterra a jugar con los “Blues” y durante esa época se hizo seguidor del equipo londinense.

Otro futbolista que admira muchísimo es Thierry Henry. “Con él tengo una conexión bastante, pero bastante especial. A mí me interesa todo lo que él diga, todo lo que se diga de él, siempre estoy bastante informado de las cosas que suceden a su alrededor, siempre estoy pendiente de él”.

Facebook/Eduardo Solano

Además de estos dos astros franceses, dice admirar muchísimo al legendario Michael Jordan y en política al expresidente estadounidense, Barack Obama.

La noche que Honduras hizo historia en el boxeo

El 17 de octubre del 2020 Teófimo López hizo historia al vencer al ucraniano Vasyl Lomachenko en el MGM Grand Conference Center de Las Vegas sin público y con solo muy pocos reporteros presentes, uno de estos era el “Guayo” Solano.

“Fue una gran bendición ser el único periodista hispano cubriendo la pelea y lo más importante de todo es que uno es representante de su país, yo representé a Honduras en un evento que fue visto a nivel mundial, en un evento que Honduras llegó a la cima por primera vez en algo”, expresó con mucho orgullo.

Instagram/@newguayork

Asegura que es una de las mejores experiencias que ha tenido en toda su vida y dice sentirse muy orgulloso de todo el trabajo que se hizo y de todas las personas detrás de él que lo apoyaron. A periodistas de distintos medios como La Prensa, él les colaboró.

“Con Teófimo Lopez no tenemos una relación de amigos, no me sigue en redes sociales, no tiene mi número; pero hay algo que sí voy a reconocer. Siempre que me mira viene a saludarme. Se toma ese minuto para dar las gracias.”

Otra cosa que Solano reconoce es que cuando hay una pelea y tienen que hablar, él siempre quiere hablar en español; incluso cuando yo le digo que no lo habla muy bien.

Instagram/@newguayork

“Quiero aprender a hablar bien y quiero aprender de los mejores y tú me puedes ayudar”, le dijo Teófimo a Eduardo en alguna ocasión.

Eduardo es un tipo ameno, carismático y serio quién respondió nuestros mensajes con mucha voluntad y rapidez aún y estando muy ocupado en sus labores como periodista en Nueva York. Su sueño es regresar a la televisión y dar cobertura a unos Juegos Olímpicos, algo que no tenemos ni la menor duda de que lo va a lograr.

Historias como estas son las que nos llenan de orgullo como periodistas y como hondureños, le deseamos todo el éxito del mundo a Eduardo y ojalá lo podamos ver muy pronto en televisión alcanzando sus metas.