Sección

Reciente

Entretenimiento Notas

“¡No se duerman en los laureles!” – EXPLICACIÓN

Frases como “Ya salió con su domingo 7”, “Te pusieron los cuernos” y “Aquí hay gato encerrado” todos las conocemos y entendemos, pero seamos realistas, no sabemos cuál es su origen.

Lo mismo sucede con la expresión que traemos este viernes, y no me dejarán mentir, pues creo que todos captamos cuando alguien nos dice…

“Te dormiste en los laureles”

Según la Real Academia Española (RAE) dormirse en los laureles es “descuidarse o abandonarse en la actividad emprendida, confiando en los éxitos que ha logrado”, algo así como perder interés por algo que se estaba haciendo de buena forma o simplemente distraerse de cualquier actividad.

Pero volvemos a la pregunta inicial: ¿Por qué utilizamos esas palabras para dar a entender todo ello?

Bien, nos pusimos a navegar en Internet para encontrar una respuesta, así que atentos a cada detalle.

EXPLICACIÓN

Primero que todo dejemos claro que no tiene nada que ver con la represa Los Laureles de Tegucigalpa, sino con el Laurel, un árbol de mucha importancia en el pasado.

Para ser exactos, en la Antigua Roma como en la Antigua Grecia se consideraba como un árbol protector y curativo, además de un ejemplo de vida prospera, ya que sus hojas tardan en marchitarse una vez son cortadas. Por todas esas razones era tomado como una representación de gloria, incluso por una leyenda de la mitología griega, en la que la ninfa Dafne fue transformada en laurel, convirtiéndose en un símbolo sagrado.

Tomando en cuenta ello se realizaban coronas o guirnaldas de laurel, con las que buscaban honrar a las personas que destacaban, entre ellos gladiadores que se ganaban su libertad en la arena, atletas que ganaban en los Juegos Olímpicos o Juegos Píticos, emperadores y generales que ganaban grandes batallas, entre otros. Incluso de aquí surge el terminó “laureado”, para referirse a los que han resaltado en cualquier aspecto de la vida.

El detalle es que muchas de esas personas que fueron reconocidas con la corona de laurel consideraban que habían alcanzado el tope de su carrera, y por lo tanto dejaban de rendir y esforzarse al máximo.

Algunos apuntes señalan que el laurel incluso tenía más valor que el oro, claro, en el sentido simbólico, tanto así que algunos líderes y emperadores se auto-otorgaban las coronas, creyendo que podían vivir un periodo de tiempo sin trabajar o esforzarse.

Apoyado en eso se comenzó a decir que las personas se “dormían en sus laureles”, pues no se exigían a sí mismos como lo hacían antes. Con el pasar del tiempo la frase fue tomando fuerza y se expandió, tanto en el aspecto territorial como temporal.

SIGNIFICADO DE LA FRASE EN LA ACTUALIDAD
Expresión que utiliza para decirle a un persona que está distraída luego de conseguir un logro, o que lleva una vida relajada, al punto de descuidarse de sus responsabilidades.